Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NATURALEZA

Seprona y Medio Ambiente inspeccionan la planta de Alcalá

La empresa Compost del Pirineo asegura que tomará medidas para evitar la fuga de plásticos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil estuvo inspeccionando ayer la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que la empresa Compost del Pirineo tiene en Alcalá de Gurrea y de la que escapan miles de bolsas de plástico que invaden los campos cercanos, en el camino natural de Pedro Saputo.

La propia empresa confirmó la visita de los agentes del Seprona, así como otra inspección realizada el lunes por técnicos de la Dirección General de Calidad Ambiental, dependiente de la consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, que ya estuvieron en febrero del año pasado a raíz de otra fuga de plásticos.

Según el gerente de Compost del Pirineo, Albert Mateu, «hemos intentado tomar medidas en el interior y si siguen saliendo bolsas, tomaremos más». Ya está previsto, aseguró, elevar la valla que rodea la planta de residuos en parte de su perímetro para evitar que el viento se lleve fuera los residuos sólidos. De ello se informó a los agentes del Seprona y a los técnicos de Medio Ambiente, que levantaron acta de la inspección ocular y revisaron la documentación aportada por la dirección.

Por otra parte, Mateu dijo que la empresa de tratamiento de residuos ha recurrido la sanción de 25.000 euros impuesta por el Ayuntamiento de Alcalá de Gurrea por realizar actividades no amparadas por la licencia municipal. Con ayuda de los servicios jurídicos de la Diputación Provincial de Huesca, la entidad local ha acudido a la vía ejecutiva.

Etiquetas