Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Dos desplazamientos sin premio

El Lobe ha salido derrotado de las pistas de Melilla y Cáceres y descontento con los colegiados .

El Lobe Huesca ha cerrado su doble compromiso como visitante, en las canchas de Melilla y Cáceres, con dos derrotas pero con motivos para sentirse esperanzados. Se trataba de dos salidas consecutivas complicadas, ante primeros espadas de la LEB Oro y en pleno proceso de regeneración, como viene sucediendo durante todo el campeonato con los mil avatares derivados de las altas y bajas. Un capítulo que parece cerrado con la incorporación del francés Guillaume Yango, que hizo un buen papel en su debut.

Los oscenses cayeron en tierras extremeñas en un choque que no delató las teóricas diferencias entre unos y otros. Con alternativas continuas en el marcador, todo se decidió en un final marcado, otra vez, por una polémica decisión arbitral y por desajustes que se pagaron muy caros. Fue algo similar a la historia de Melilla, donde se echó por tierra una ventaja de cinco puntos en los últimos segundos. Un final de partido extraño, en el que los colegiados determinaron que los locales sacaran de línea de fondo tras una falta, se cerró con un triple inverosímil de Jorge Jiménez sobre la bocina.

El viernes, Stevie Johnson desperdició dos tiros libres cerca del final que habrían dado pie al triunfo. Con una desventaja de tres puntos, se buscó la falta sobre un jugador -le tocó a Bonds- para que se dispusiera de tres tiros libres y se forzara la prórroga. Los colegiados no vieron ninguna acción punible donde el Lobe protestó una falta clarísima. Dos canastas más, una por bando, cerraron el duelo. El club verdiblanco se encuentra dolido por estas últimas decisiones arbitrales, que se valorarán en la reunión de la junta directiva de la próxima semana, sin que se descarte elevar una queja a la Federación Española de Baloncesto.

 

Buen estreno de Yango

Al menos, el encuentro dejó notas positivas. Entre ellas, un buen estreno de Yango. El pívot disputó 21.46 minutos y sumó 13 puntos, cinco en tiros de dos y tres con tiros libres. Capturó tres rebotes y fue el segundo jugador mejor valorado en el Peñas, solo por detrás de Javier Salsón. Con solo unos entrenamientos en el cuerpo, resulta más que suficiente. Por contra, Johnson o Brown no tuvieron su mejor noche. También se concedieron algunas facilidades al Cáceres, achacables a bajones en la intensidad del juego y canastas fáciles, como dos triples seguidos en el último cuarto que pusieron muy cuesta arriba la reacción.

Más allá, la consencuencia de estas dos últimas derrotas es que el Lobe Huesca permanece empantanado en las últimas posiciones, penúltimo con seis victorias. Y no ha sido una jornada especialmente propicia. El colista -que ostenta la posición que hay que evitar a toda costa-, Aguas de Sousas Ourense, derrotó en casa a La Palma (80-65) y se coloca a dos triunfos. Además, Palencia superó a un rival directo, Tarragona, y se sitúa con los catalanes y la Fundación Adepal Alcázar con siete victorias. Diez tiene, justo por encima, Las Palmas. A falta de 13 jornadas para el final el grupo de equipos que pelean por la permanencia se reduce.

La semana que comienza mañana vuelve a contar con dos partidos. El miércoles visita el Palacio de los Deportes el Grupo Iruña Navarra; precisamente, es el primer equipo al que se derrotó en la Oro y un triunfo les sumergiría en la citada pelea. El domingo, los de Ángel Navarro a la pista de la Fundación Adepal Alcázar. Dos finales en un espacio de cuatro días que pueden ser positivas, como el Lobe ya ha demostrado.

Etiquetas