Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Roberto estará solo diez días de baja

La resonancia practicada ayer al punta madrileño revela una micro rotura fibrilar. Lo normal es que esté ante el Salamanca.

Ochoa, otro de los tocados, tiene una simple sobrecarga y ayer realizó una parte de la sesión con normalidad.
Roberto estará solo diez días de baja
JAVIER BLASCO

La resonancia magnética que se le realizó ayer al delantero de la Sociedad Deportiva Huesca Roberto García reveló una leve micro rotura fibrilar, que le va a tener de baja entre ocho y diez días. El ariete madrileño se pierde el partido del sábado contra el Girona -forzó la quinta amarilla antes de ser sustituido en Las Palmas para quedarse limpio-, pero todo hace indicar que estará listo para la visita a Salamanca una semana más tarde.

Así que la maniobra ha salido de la mejor forma. Una vez que notó el pinchazo, 'Torreta', sabedor de que llevaba cuatro cartulinas, se ganó la que acarreaba suspensión sabiendo que, como mínimo, un partido iba a estar de baja tras el estiramiento sufrido en el minuto 62 del partido contra el conjunto insular, disputado el pasado sábado en el Nuevo Estadio de Grancanaria.

Roberto tiene una pequeña rotura en el bíceps femoral, músculo de la cara posterior del muslo. Ayer ya se notaba «mucho mejor» incluso antes de someterse a la prueba radiológica. De ahí que se le viera convencido de «volver a estar pronto» con el equipo. Porque el punta azulgrana tiene mono de gol, a pesar de estar «satisfecho» con el trabajo que realiza cada partido.

La ausencia de Roberto le dará la titularidad a Tariq -con permiso de Galán- el próximo sábado frente al Girona. 'Torreta' se congratula del feliz aterrizaje del delantero cedido por el Granada, que el pasado fin de semana inauguró su casillero goleador. «Mejor para el equipo que haya más gente que sume», volvió a decir ayer el punta azulgrana, que no se va «a presionar con la presencia de otro ariete ni con la racha que llevo de cara al gol», reiteró el de Hortaleza.

Resto de los tocados

En cuanto al resto de los tocados, la enfermería evoluciona bien. Ayer Ochoa hizo una parte del entrenamiento con el grupo, aunque después terminó antes que sus compañeros. La resonancia que se le practicó el lunes no reveló nada anormal, lo que deja sus dolencias en una simple sobrecarga de la que ya está prácticamente rehecho. «No va a haber problema para que trabaje con el equipo durante la semana», manifestaba ayer a este periódico el central riojano.

También Corona va saliendo a flote de las molestias en la rodilla en la que le falta un trocito de menisco. El defensa sevillano podría tardar dos o tres días en incorporarse al grupo con todas las consecuencias. «Voy mucho mejor y creo que enseguida estaré trabajando con normalidad», apuntaba ayer.

Alberto Marcos sigue necesitando 'mimos' cada semana. Controlados los problemas iniciales de adductores, ahora es la herencia de un tobillo maltrecho el que le obliga a tomar precauciones. Ayer tampoco completó la sesión de entrenamiento.

Quien se dejó ver también por el campo del IFPE Montearagón fue Lluis Sastre, que no puede apoyar la rodilla operada de menisco y se vale de la ayuda de unas muletas. El balear presenció la sesión de trabajo de sus compañeros. Tiene por delante un mes con el respaldo de los bastones y después, en principio, otros tres más hasta que la lesión esté curada con todas las garantías.

Etiquetas