Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

OBRAS

La calle de Sancho Abarca será la próxima del casco en tener carácter peatonal

Las obras, con un coste de 562.000 euros, comenzarán en unas semanas y suponen la renovación completa del pavimento.

La calle de Sancho Abarca será la próxima del as vías del casco histórico de Huesca en adquirir un carácter peatonal. La vía, con una longitud de unos 200 metros, conecta las plazas de Lizana y de López Allué, donde también se están llevando a cabo obras de mejora con el objetivo de otorgar la prioridad de uso a los peatones.

La calle, conocida popularmente como La Pataquera, precisa una intervención integral, según lo hizo notar ayer uno de los vecinos al alcalde, Luis Felipe, cuando este explicaba allí mismo las obras que van a emprenderse en las próximas semanas y que restringirán el paso de vehículos solo para los residentes.

El proyecto contempla la renovación del pavimento y la colocación de las aceras al mismo nivel que la calzada. Estas serán anchas allí donde las dimensiones de la calle lo permitan. Las características del pavimento, que será similar al de la calle de Petronila, cambiarán según los tramos. Los técnicos explicaron que los propios adoquines indicarán a los conductores donde tiene prioridad el peatón por la ausencia de acerado. Las obras, con un presupuesto de 565.000 euros con cargo al programa de rehabilitación del centro histórico (ARCH), conllevan la urbanizarán los accesos a las fincas particulares y el soterramiento de los contenedores. También se suprimirán los aparcamientos.

Esta urbanización dará continuidad a la inminente peatonalización de la plaza de López Allué, donde se están instalando los sistemas de control de acceso de vehículos desde la calle de Moya. El alcalde comentó que «se trata de que inviten a caminar y se limite progresivamente el uso del coche». Asimismo, señaló que este proceso continuará tras las elecciones, gobierne quien gobierne porque «es una apuesta de todos los grupos políticos».

Etiquetas