Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Continúa la escapada

Los azulgrana, a seis puntos del 'play off' y seis sobre los puestos de descenso. Los duelos con Girona y Salamanca, muy importantes.

Sorribas, en el centro de la imagen, y Molinero, durante el partido del sábado en Las Palmas.
Continúa la escapada
CANARIAS 7

A la misma distancia de la gloria y el peligro. Así está la Sociedad Deportiva Huesca tras su formidable empate en Las Palmas. A seis puntos de los puestos de liguilla de ascenso y con seis de ventaja sobre un descenso que marca el Albacete. La misma sensación de estar cerca de la zona noble ayuda a relativizar el grosor del colchón con la permanencia.

El Huesca lleva dos derrotas en los últimos diecisiete partidos. Ese es quizá el dato que mejor ilustra el crecimiento del equipo azulgrana, que sigue rentabilizando cada gol a precio de dólar. Dos tantos en dos semanas, cuatro puntos al morral: los tres de la Ponferradina con la postrera diana de Camacho y el punto que dio Tariq con su testarazo del sábado en Las Palmas.

Solo el Nástic lleva un gol menos que el Huesca, que está empatado a 17 tantos con el Albacete. Pero esa forma de rentar lo poco que convierte solo encuentra explicación viendo los goles en contra, 21, los mismos que ha recibido el Elche. Unicamente el Celta, con 20, mejora ese registro defensivo.

El Huesca quebró la racha de malos resultados con la victoria en Jerez en la séptima jornada y a partir de ahí es uno de los conjuntos más regulares y competitivos de la categoría. Esta solidez le hace ser una escuadra respetada por todos los rivales, los de su Liga y los de arriba. Tiene identidad propia. Como el año pasado y como el anterior.

Los nuevos fichajes no han podido tener mejor aterrizaje: Rigo tardó en entrar por falta de ritmo de competición, pero lleva dos encuentros como titular, uno de central y otro de lateral izquierdo. Toni dejó grandes destellos en su debut contra el Albacete y ya encadena dos titularidades. Lo de Tariq casi es más llamativo. Apenas cincuenta minutos en el campo y ya ha mojado. Síntoma de que puede haber un buen goleador en ciernes.

Los próximos encuentros ante el Girona y el Salamanca, rivales de un perfil similar al del Huesca, pueden suponer un notable despegue en la clasificación. Quedarán muchas jornadas todavía, pero seis puntos en estas dos semanas relanzarían la moral de un equipo que sigue teniendo la fuerza del grupo como principal valor. Por el contrario, no ganar ninguno de estos encuentros devolvería al cuadro azulgrana a esa situación de alerta siempre latente en una Liga tan igualada que deja para el final las resoluciones.

El Girona, que visita El Alcoraz el próximo sábado (18.00), se ha plantado en la décima posición con un punto más que el Huesca. Los de Raúl Agné están demostrando una constancia superior a la de sus dos experiencias anteriores en la división de plata, en la que aterrizaron de la mano con el Huesca. Es un bloque incómodo, al que solo se ha ganado una vez en Liga, cuando llegó ya salvado de todo peligro a Huesca a falta de dos jornadas para concluir el campeonato de hace dos años. Más desconcertante resulta el Salamanca, que encadena ocho derrotas y respira con solo un punto por encima del descenso.

Etiquetas