Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

El museo de los honores

La nueva sede de la Fundación Alcoraz, inaugurada ayer, cuenta con una exposición sentimental de la historia del club azulgrana con fotos, banderines o trofeos; los más antiguos datan de 1940.

En el museo se encuentra una amplia colección de banderines de equipos rivales.
El museo de los honores
J. B.

Como atinada metáfora del lugar del que se viene y el futuro inmenso que puede escribirse, el museo de la Sociedad Deportiva Huesca ejerce desde ayer de exhaustivo notario del pasado y presente del club azulgrana.

Una sala con banderines de equipos de varias categorías, fotos, trofeos y camisetas, muchas de ellas vetustas, que forma parte de la nueva sede de la Fundación Alcoraz es el principal atractivo de una instalación ubicada junto a la entrada tres del Alcoraz, que abrió sus puertas con un pequeño acto en el que cupo la emoción. Las dimensiones pueden ser reducidas, pero cabe cien años de historia del fútbol en la capital.

Además de contar con espacios para la propia Fundación y el fútbol base del Huesca, este edificio merece una visita por ese museo permanente y abierto a todos los públicos. Los trofeos más antiguos datan de 1940, y algunos objetos se han recuperado de un injusto olvido. Es, como dijo José Manuel Rodríguez, 'Rodri', «la casa de todos», y bebe de la exposición del centenario que se celebró el año pasado.

Este fue el hilo conductor de la velada. Invitados de instituciones y empresas públicas vinculadas con la Fundación y los citados fastos atendieron a las explicaciones de 'Rodri', orador con evidente soltura, y el gerente, Josete Ortas. Ambos ensalzaron lo que han sido unos meses de variopintas actividades que, de algún modo, tienen su continuación con la puesta de largo de este edificio de referencia.

Etiquetas