Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FÚTBOL REGIONAL

El Pomar está muy vivo

El equipo entrenado por José Luis Toa ha salido de los puestos de descenso de Tercera tras encadenar buenos resultados en casa.

El Pomar ha salido a la superficie y ha encontrado el oxígeno que le da esperanzas de supervivencia. El triunfo del domingo sobre el Sariñena (2-0) le ha permitido salir de los puestos de descenso y se une a una fenomenal trayectoria en su campo de La Cortada, donde no pierde desde noviembre. Se presenta una lucha cerrada entre unos pocos equipos de la parte baja, pero al menos los mediocinqueños han abandonado las cuatro últimas plazas en las que habían habitado durante casi toda la liga.

Tras comenzar con dos triunfos, todo un hito para un club que ascendió cuando La Muela hizo lo propio a Segunda B, se entró en un túnel muy oscuro de 13 encuentros que ofrecieron el pobre bagaje de dos puntos. Se alcanzó una situación complicada que se ha ido clarificando en el último mes y medio. El Pomar ha logrado diez de los últimos doce puntos en liza en su casa tras derrotar a Tarazona, Barbastro y Sariñena y empatar con el poderoso Binéfar.

Su entrenador, el curtido José Luis Toa, explicaba ayer que «el final de la primera vuelta y el comienzo de la segunda han sido muy positivos después de estar tantísimas jornadas sin haber ganado. El equipo ha cogido aire y ha ganado en confianza». A su juicio, la paciencia ha sido una de las claves de esta remontada: «Lo más importante es que la gente joven de la plantilla ha ido cogiendo el tono a la categoría y se han subsanado errores que costaban puntos. Ahora, al conocer un poco más a los adversarios y tener mejor ritmo hemos mantenido una buena línea y esperamos continuar».

Don Mallén y Santa Isabel algo desahuciados, en este momento Tauste, Sariñena, Giner Torrero, Altorricón, Ebro y el propio Pomar parecen destinados a jugarse los otros dos boletos a Regional Preferente. Toa no ve esta pelea tan cerrada. «Quedan muchos puntos en juego. Por abajo nos estamos quedando un grupo de equipos que nos jugaremos el descenso. Pero los que están a cinco o seis puntos no se pueden confiar. Está todo muy comprimido y se apretará hasta el final. Los que estamos allí lo tendremos más complicado, pero habrá dos o tres conjuntos más que se involucrarán y eso nos dará mayores opciones de salir», comentaba.

Los del Cinca Medio echan ahora de menos algunos de esos puntos que volaron en una primera vuelta en la que «no supimos vencer a Giner, Mallén y Altorricón, rivales directos. La salvación pasa por amarrar la mayor cantidad de puntos posibles en La Cortada, porque fuera no es fácil». Era hora de saldar cuentas pendientes, puesto que «el fútbol no fue justo con nosotros . Ahora ganaremos o perderemos, pero sabemos a lo que jugamos y tratamos de explotar al máximo nuestras virtudes».

Etiquetas