Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

sd huesca

Y por fin, el Alcoraz

Con once puntos de los últimos quince disputados en casa, el equipo oscense varía la tendencia y sella su reacción.

Buen ambiente y complicidad
Y por fin, el Alcoraz
JAVIER BLASCO

El despegue del Huesca en la clasificación se ha gestado en casa, precisamente donde más problemas se padecieron al principio de Liga. El equipo azulgrana ha ganado tres de los últimos cinco partidos en El Alcoraz, dos de ellos de forma consecutiva, algo que no se había producido hasta la fecha en Segunda.

Con 11 puntos de los últimos 15 en disputa como locales, el conjunto de Onésimo ha consolidado una reacción que le ha llevado a ocupar una zona de relativa calma en la tabla, en la que ve más cerca los puestos que dan derecho a la liguilla de ascenso que los condenatorios al descenso. El objetivo sigue siendo el de siempre, pero el horizonte es más amable con esta perspectiva.

La evolución del equipo se resume rápidamente con este dato: de los dos puntos que se llevaban después de seis jornadas se ha pasado a obtener 26 en los 16 partidos siguientes. Es decir, que en este tramo se ha sumado a un ritmo superior al punto y medio por jornada, lo cual en esta categoría no solo es garantía de salvación sino, más bien, de estar cerca de los puestos de arriba.

 

Mejoría espectacular

En los últimos 16 encuentros, desde que tuvo lugar la reacción azulgrana con el triunfo en Jerez de la séptima jornada (1-3), el Huesca solo ha perdido dos partidos, en Córdoba y Valladolid, lo que da una idea de la solidez de su armazón defensivo.

El trivote en el centro del campo fue clave para este resurgir, pero después ha habido muchos minutos en los que se ha variado este sistema, sin ir más lejos el sábado pasado, cuando Onésimo contribuyó a cambiar la dinámica del partido con la inclusión de Tariq y la presencia de dos 'nueves' en el campo. Puestos a jugar sin brillo, la apuesta por la agresividad resultó eficaz ante la Ponferradina, a pesar de que una buena parte del respetable no compartiera que Toni Rodríguez saliese del terreno de juego.

Los próximos rivales son Las Palmas, Girona y Salamanca. Se podría decir que tienen intereses parejos a los del equipo oscense. Pero de ahí a considerarlos asequibles sería caer en un juicio demasiado temerario, viendo los resultados tan sorprendentes que se producen semana a semana en cualquier campo.

Las Palmas empezó como un cañón el campeonato, pero poco a poco se ha ido diluyendo. El Girona, en cambio, ha experimentado una gran mejoría en sus resultados. El que va de capa caída es el Salamanca, que este fin de semana ha consumado su octava derrota consecutiva.

Etiquetas