Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NATURALEZA

Medio Ambiente recibe 27 denuncias en un año por vertederos ilegales de la provincia

Solo en la comarca del Bajo Cinca hay 22 espacios degradados, la mitad de ellos repartidos en Fraga y Zaidín.

Vertedero municipal de Sedasés, identificado con un cartel como 'punto limpio'
Medio Ambiente recibe 27 denuncias en un año por vertederos ilegales de la provincia
JOSÉ DÍAZ

Solo en un año el departamento de Medio Ambiente ha recibido hasta 27 denuncias por la existencia de vertederos ilegales en la provincia. Algunos son espacios incontrolados donde históricamente se han echado basuras. Sin embargo, otros muchos son municipales o incluso están controlados, pero no cumplen el Real Decreto de 2001 que daba de plazo hasta el 16 de julio de 2009 para adecuar sus instalaciones a la normativa. De hecho, la mayoría de los vertederos municipales de Aragón no se han adaptado.

Las denuncias proceden del Seprona, de particulares o de organizaciones ecologistas. La mayoría de ellas se concentran en las comarcas del Cinca Medio, Bajo Cinca y Litera, pero también hay alguna en Jacetania, Monegros, Sobrarbe y La Hoya. Precisamente, Chunta Aragonesista denunció ayer la existencia de un vertedero ilegal en Almudévar, por lo que ha solicitado a Medio Ambiente la adopción de medidas «ante la pasividad de la alcaldesa», a la que avisaron el pasado 3 de diciembre. Según indican, se acumulan residuos en el paraje de La Galocha, de forma que «se ha convertido en un vertedero ilegal visible desde la propia autovía».

Por otro lado, hace unos días Ecologistas en Acción del Bajo Cinca volvió a denunciar la existencia de otra zona de vertidos en Velilla de Cinca, por la que Medio Ambiente ya había apercibido al ayuntamiento. No obstante, ayer admitieron que desde que se dio a conocer, se han retirado más de la mitad de los desechos.

Según informa el Gobierno de Aragón, en estos casos se abren diligencias previas y se requiere al Ayuntamiento para que actúe y retire los escombros de la zona afectada. No obstante, no siempre son terrenos ni instalaciones municipales y a veces es un particular el que se ve afectado por la costumbre de quienes vierten desechos.

Por otro lado, con el objetivo de que se cumpla la normativa del Ministerio de Medio Ambiente (Real Decreto 1481/2001), la dirección general de Calidad Ambiental insta a los municipios a que digan qué es lo que quieren hacer con esos vertederos que no siempre están descontrolados. En el caso de que quieran continuar con la actividad, tendrán que solicitar las autorizaciones al Inaga para cumplir con el plan de regularización.

En respuesta a una reciente queja al Justicia de Aragón por el vertedero de Sedasés de Fraga, el departamento de Medio Ambiente apuntó que para hacer efectivas las previsiones legales para mejorar el sistema de eliminación de residuos ha realizado diversas actuaciones siguiendo una escala de prioridades proporcional al peligro de los residuos para el medio ambiente. En función del Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón (Plan Gira), se han priorizado las instalaciones de eliminación de residuos peligrosos. Pero todavía no se ha solucionado la situación de las escombreras.

De forma paralela, durante los años 2008 y 2009 se ha realizado un inventario de todos los espacios degradados existentes en la Comunidad Autónoma. Solo en el caso de la comarca del Bajo Cinca se han detectado hasta 22, la mitad de los cuales se encuentran en Fraga (5) y Zaidín (6). El resto se reparten por Ballobar (1), Belver de Cinca (1), Candasnos (1), Chalamera (1), Ontiñena (1), Osso de Cinca (1), Torrente de Cinca (2), Velilla de Cinca (2) y Mequinenza (1). En Zaidín, de los seis registrados cinco de ellos corresponden a explotaciones mineras.

Etiquetas