Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ENTREVISTA

«Siempre estaremos en el punto de mira»

El 'jefe' de los colegiados oscenses realiza una radiografía y juzga que este colectivo goza de una «buena salud». También cree que los aficionados se han vuelto más comprensivos.

Miguel Ángel Fustero, primero por la izquierda, durante su presentación como delegado provincial del Comité de Árbitros.
«Siempre estaremos en el punto de mira»
JAVIER BLASCO

¿En qué momento se encuentra el arbitraje altoaragonés?

Sin pecar de autocomplacencia, se puede decir que goza de una buena salud. Si analizamos el tema por categorías, pocas provincias tienen el privilegio de contar con un árbitro en Segunda A como nos pasa con Santiago Jaime Latre. Además, con aspiraciones de medrar. En Tercera tenemos cinco colegiados con buenas puntuaciones en las últimas pruebas que se realizaron. Hay 31 en todo Aragón. Luego, contamos con dos asistentes específicos; uno en Segunda A, Moisés Mateo Montañés, y otro en Segunda B, David Asesio Bosch. Hay 14 árbitros más en Regional Preferente y un centenar en suma que van defendiendo sus categorías. Programamos unos 75 partidos semanales.

No faltan jóvenes promesas, e incluso chicas.

Hemos logrado una mezcla que no es fácil entre árbitros veteranos, que pitan en situación especial el fútbol base y prestan colaboraciones a otros árbitros o dan charlas, y gente muy joven. Algunos no han cumplido los 18 años y debemos estar muy encima de ellos para conseguir permisos de los padres y los desplazamientos. Hay cuatro chicas, y eso que la mujer no tiene facilidades en este mundillo. Los chavales en el colegio no quieren ser árbitros, y todas ellas se encuentran muy involucradas. Es algo satisfactorio. Y hemos conseguido que, además, el sábado comience un cursillo nuevo con 17 inscritos y en esta temporada se realizarán unas conferencias en Binéfar, Huesca, Graus, Sabiñánigo, Grañén? Tratamos de difundir la labor del árbitro, desmitificar falsas ideas e involucrar a los más pequeños. El juez es un deportista más.

No es un oficio con mucha demanda y vocación. ¿Qué perfil tienen los árbitros oscenses?

Hay varios. El más abundante es el de gente que ha estado en el fútbol y por lesiones o porque se ha cansado y lo ha dejado se hace colegiado. Asimismo, en el colegio siempre hay chavales que atraen a otros compañeros que ven que no es tan fiero el león como lo pintaban. Le cogen el gusto y reciben una pequeña retribución. Se hacen actividades paralelas y se conforma una pequeña familia. Hay muchos estudiantes. Se debe mimar a todos. También tenemos inmigrantes. La mayoría no son, sin hablar despectivamente, de los que acuden solo por el dinero, sino que se encuentran integrados y fundan familias. Tenemos colombianos, un francés, catalanes?

Jaime Latre es el principal referente, un modelo para todos.

Es especial por su categoría y por otras cosas. Es ingeniero de telecomunicaciones y residente en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Contaré una anécdota. Nos llama todas las semanas para preguntarnos si queremos algo de los clubes o de la delegación de allí. Cuando no tiene partido nos pide que le pongamos donde sea, y se hincha a pitar encuentros de Primera y Segunda Regional. Es más, nos reclama a los más neófitos como asistentes para apoyarles y enseñarles. Alguien en estas lides suele perder rápidamente sus raíces. Él nos dice que su obligación moral es colaborar con nosotros porque un día estuvo aquí. No se va a dejar llevar por los cantos de sirena de la Primera División. Es humilde y sus condiciones son formidables. Es uno de esos mirlos blancos que aparecen cada cien años.

¿Cuál es su opinión acerca de las teorías conspiratorias que se lanzan contra algunos colegiados, sobre todo en la elite?

No los defiendo corporativamente. Como aficionado y hombre de fútbol desde hace más de treinta años, hay árbitros mejores y peores. El peor tiene un índice de probabilidades mayor de equivocarse que el mejor. Al final son internacionales los más aptos. En un mundo que acapara la atención de tantos agentes, no cabe pensar en si se favorece a unos u otros, eso no existe. Es más. Los buenos se han equivocado con unos y otros, se puede estudiar en cualquier hemeroteca. Los Undiano Mallenco, Mejuto, Turienzo, Daudén cuando estuvo? alguna vez se equivocan. El arbitraje español no tiene que envidiar nada al europeo. En Segunda, Del Cerro Grande me parece excelente. Hay un nivel bastante acoplado al del fútbol profesional. Hasta hace poco, los colegiados no vivían de esto.

Pero ya sea en Primera División o en Regional, el árbitro siempre está en el punto de mira.

Eso no va a cambiar. Nuestro temperamento latino es así. En el fútbol inglés raramente se protesta a los colegiados. Pero vete a Grecia, Turquía o Italia? El árbitro es juez, y el que se siente perjudicado tiende a echarle la culpa. Ahora, la gente está mucho más civilizada. Recuerdo que cuando estaba en activo, hace ocho o nueve años, había tres o cuatro agresiones por temporada. Y te lo recordaban toda la semana. En el presente, hay escaramuzas, a alguno le robaron este fin de semana las llaves de casa... Siempre estaremos en el punto de mira, y el que no lo asuma que no se dedique al arbitraje. Pero esto ya no es lo que era, y dice mucho de los aficionados y los medios de comunicación.

Etiquetas