Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ARTE SACRO

Patrimonio compra ya San Victorián y prepara la iglesia para abrirla al público este verano

La DGA quiere prolongar las actuales obras para detener la ruina en el palacio abacial y la hospedería.

Estado de ruina que presentan la dependencias del monasterio adquiridas por el Gobierno de Aragón.
Patrimonio compra ya San Victorián y prepara la iglesia para abrirla al público este verano
M. P.

El monasterio de San Victorián, principal cenobio de Sobrarbe en la Edad Media, abrirá sus puertas al público este verano con visitas guiadas a la iglesia. Esta es la intención del Gobierno de Aragón que autorizó ayer la compra por más de 279.000 euros de la hospedería y el palacio abacial del antiguo monasterio del siglo XI situado en El Pueyo de Araguás, que estaba en manos privadas. Aunque desde que se acordó la compra ya se ha trabajado en la consolidación de los muros colindantes con la parte pública, ahora el principal objetivo será detener el avance de la ruina que en las últimas décadas se ha adueñado de gran parte de las estancias.

«Creo que es un momento importante porque es recuperar para la ciudadanía un elemento tan emblemático para Aragón», aseguró ayer el director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente. Se mostró satisfecho por haber podido cerrar un acuerdo tras años de negociaciones por las pretensiones económicas del propietario, Luis Vecino, del hotel monasterio de Boltaña, que también soñó con una gran hospedería en San Victorián. En pocos días, se firmarán las escrituras de propiedad de este conjunto que fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2002.

Desde que se alcanzó el preacuerdo a mediados del año pasado, el propietario autorizó la actuación en la parte privada que linda con el claustro. Por ello, se modificó el plan de intervención en las dependencias públicas, que se había iniciado en octubre de 2009 en la iglesia, la torre-campanario y el cementerio. Ahora, se ultiman las obras en el templo que se abrirá al público en verano con visitas guiadas.

 

Usos culturales

Será el primer paso para la apertura al público, si bien los usos todavía no se han concretado a falta de conocer las posibilidades de recuperación que ofrece el conjunto monástico. «De momento, el uso que nosotros queremos darle es el meramente cultural. Nosotros queremos que se visite el monasterio tal y como es, como un monasterio. También se podrán hacer actos públicos, pero soy partidario de que no se aleje mucho del uso original. Aunque evidentemente el culto y las estancias de los monjes no se podrá recuperar, pero sí usos relacionados con sus valores culturales», detalló el director general de Patrimonio.

En principio, se espera contar con el apoyo de la Comarca de Sobrarbe para que pueda organizar las visitas guiadas, que se retomarán dos años después. Chunta Aragonesista organizó un último recorrido guiado para denunciar el estado de deterioro del conjunto monástico en octubre de 2009, cuando ya estaba colocada la caseta de obras para iniciar la actual intervención.

Una restauración por definir

Los visitantes se encontrarán este verano en la iglesia los restos de la antigua planta del siglo XI que se han recuperado, y cuyo hallazgo también obligó a modificar el proyecto inicial. En el brazo norte del crucero de la iglesia había un mausoleo en el que, según la inscripción ya desaparecida, se encontraban las cenizas de Iñigo de Arista, rey de Pamplona y Sobrarbe; y de don Gonzalo, rey de Sobrarbe y Ribagorza. El conjunto monástico se completó con edificios en los siglos XVI y XVIII, que serán objeto de futuras actuaciones.

En la parte privada, el palacio abacial ya está derruido. Pero el director general de Patrimonio también resalta la existencia de un conjunto de espacios de interés. «Aunque están en condiciones muy precarias, también sería interesante recuperar estancias relacionadas con los usos económicos del monasterio como el almacenamiento y transformación de alimentos. Son estancias, que habitualmente se desvinculan de las tradicionales visitas a los monasterios porque siempre se va a los lugares de culto, pero que su recuperación puede ser muy interesante», opina. Entre ellas, destaca la fuente y el sistema de captación de un importante acuífero existente del que se abastecen los pueblos de la zona del municipio de El Pueyo de Araguás.

No obstante, «hasta que no entremos a analizar bien el estado de conservación y las patologías, no podremos decidir por dónde empezar la rehabilitación», comenta Vicente. En estos momentos, desconocen qué estancias será interesante conservar o en cuales se tendrán que limitar a paralizar la ruina.

El objetivo es que cuando acaben las obras en la parte pública a mediados de este verano, se pueda continuar «con el menor parón posible», porque hay que cumplir con plazos administrativos para iniciar la actuación en la parte privada. Ahora, se trabaja con una inversión de 711.382,92 euros a la que se suman los 144.544,19 euros de la modificación para asegurar los muros privados colindantes. No obstante, la recuperación comenzó en 1990 con un acuerdo con el Ministerio de Cultura. Después se redactó el plan director y se iniciaron obras en la iglesia y la torre.

Etiquetas