Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SOBRARBE

Aínsa solucionará los atascos de tráfico en el cruce de la travesía con una rotonda

La obra pretende evitar las colas de las épocas turísticas en la confluencia del Eje Pirenaico (N-260) con la Barbastro-Francia (A-138), donde los conductores dudan sobre la prioridad.

Los múltiples giros hacen dudar a los conductores y en la época turística se generan atascos
Aínsa solucionará los atascos de tráfico en el cruce de la travesía con una rotonda
M. PARDINA

La mejora de la travesía del Eje Pirenaico (N-260) a su paso por Aínsa apuesta por la creación de nuevas rotondas para mejorar la circulación rodada. El cruce de caminos entre la A-138 que comunica Barbastro con Francia y la carretera nacional que conecta Ribagorza con el Valle del Ara contará con otra glorieta, aunque la limitación del espacio físico dificultará el giro a los grandes vehículos. La finalidad es solucionar uno de los problemas históricos del casco urbano de Aínsa: los atascos durante las épocas de mayor afluencia turística.

El concejal de urbanismo del Ayuntamiento, Enrique Pueyo, anunció que ya contaban con la partida económica para ejecutar la obra, que agilizará la circulación en el cruce de las direcciones Barbastro-Bielsa y Boltaña-Campo, uno de los puntos más conflictivos de la localidad.

El coste asciende a 50.000 euros y se incluye dentro del Plan de Desarrollo Rural de la Comarca, que se ejecutará en los próximos cuatros años. Aunque la partida está destinada a la obra no quieren hablar de plazos porque todavía no se sabe cuándo llegará el dinero que porta el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.

Para los representantes políticos, se trata de una de «las rotondas más importantes de cara a organizar el tráfico en Aínsa por el volumen de tráfico que lleva a diario y sobre todo durante el periodo estival». El reducido espacio entre las cuatro esquinas de los edificios exigirá a los vehículos largos a utilizar la rotonda que actualmente está en construcción en el desvío hacia El Pueyo de Araguás, a unos 300 metros. «El problema se puede dar para los grandes camiones que lleguen de Barbastro y quieran girar en sentido hacia Boltaña y el Valle del Ara», comentó Pueyo.

Una solución definitiva

El cruce siempre ha sido un tema a debate debido a los grandes atascos que se producen en las épocas turísticas. A lo largo de los últimos años se han realizado estudios sobre circunvalaciones e incluso un nuevo puente para evitar los embotellamientos, sin embargo, ninguna de estas opciones ha llegado a buen fin por el coste económico o por el interés de los comerciantes de la zona, que no quieren eliminar el paso por el centro.

Con la rotonda lo que desaparecerán son las dudas de los conductores sobre la prioridad de paso, ya que son muchos los que dudan sobre la preferencia de los que circulan por la nacional y las múltiples posibilidades de giros.

A principios de febrero se inaugurarán las obras de la travesía de la A-138 con la nueva rotonda a la entrada desde Barbastro y el ensanche del puente sobre el río Ara, a la que se espere que asistan autoridades del Gobierno de Aragón.

Etiquetas