Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

S. D. HUESCA

Medio salvados

Los azulgrana alcanzan el ecuador del campeonato con una ventaja de tres puntos sobre el descenso. Su balance es mejor que el de la pasada temporada a estas alturas y peor que el del estreno en Segunda. Se está en la media de la permanencia.

Los futbolistas del Huesca, fundidos en un aplauso recíproco con los aficionados tras la victoria del pasado sábado sobre el Albacete.
Medio salvados
R. GOBANTES

La Sociedad Deportiva Huesca alcanza el ecuador de la liga en la situación que cabía esperarse. Cerrada la primera vuelta los azulgrana están fuera de los puestos de descenso, y ese es el mejor dato que ofrecen los 21 primeros partidos. En el puesto 14º y con un margen de tres puntos sobre la zona de peligro, se mueve en las cifras que a final de temporada deberían otorgar la permanencia. Los de Onésimo suman 25 puntos, un arranque que supera por muy poco al del curso pasado (24 a estas alturas) y está por debajo de la campaña del debut (29).

Parece evidente que el Huesca sigue pagando el carísimo peaje de un comienzo de ejercicio negligente. Aquellas seis primeras jornadas sin ganar, con cuatro partidos seguidos perdidos y solo dos puntos sumados de 18 posibles, actúan como una argolla que ata a los altoaragoneses al sufrimiento. Solo hay que mirar la clasificación, tan comprimida como de costumbre en Segunda, para certificar que con cinco o seis puntos de más, solo eso, se estaría hablando de algo bien diferente. A cinco se hallan los puestos de 'play off' de ascenso.

Al menos, los azulgrana lograron corregir la ruta con aquella fenomenal racha de ocho encuentros sin perder, la mejor de estos tres años, y una sola derrota en trece partidos. Los dos Huesca, el de las seis primeras semanas y el posterior, son radicalmente distintos en sus estadísticas. Solo se han perdido dos choques más, en Córdoba y Valladolid. Otro ejemplo: Cabrero recibió diez goles en aquel periodo, los mismos que ha encajado Andrés Fernández en los 15 posteriores en los que ha ejercido como titular. La zaga ha brillado como lo hizo la temporada anterior: la cifra de goles recibidos es idéntica -20- y muy meritoria. Asimismo, Andrés se sitúa entre los metas menos goleados y su promedio (0,66 por encuentro) es el mejor de Segunda.

Otra cosa es el ataque. La respuesta anotadora es la más pobre de esta etapa en la categoría de plata, con 15 goles que les convierten en el equipo menos eficaz junto al Nástic de Tarragona. Se habían marcado tres más en la 2009/10 y un total de 28, casi el doble, en la 08/09. Con todo, esta exigua cifra ha dado para atar cinco victorias, ante Alcorcón y Albacete en El Alcoraz y Xerez, Barcelona B y Recreativo a domicilio. En este último caso, las mismas que la temporada del estreno. El Huesca saca rédito de sus aciertos, pero sus delanteros están poco afortunados. Roberto ha marcado dos goles en 20 apariciones, y ambos el día de Jerez, y Galán u Óscar Vega no se han estrenado en sus contadas oportunidades.

Camacho marca la diferencia

En este capítulo vuelve a emerger como futbolista de referencia Juanjo Camacho. El centrocampista zaragozano se ha destacado como el goleador del Huesca con seis dianas, la última el sábado a los manchegos. Ya está a solo dos de su registro del año pasado y ante el Albacete cumplía su partido número 100 con el Huesca en Segunda División, donde acumula 17 aciertos. En el presente ejercicio los ha metido de todos los colores: con la zurda, de penalti (dos, ante Celta y Alcorcón), o en un lío en el área (el día del Elche). Casi siempre, con clase y oportunismo. Por detrás en la tabla goleadora se hallan Gilvan con tres, Roberto con dos y Ochoa, Marco Navas y Bauzá con uno más el tanto en propia meta del Villarreal B.

Otra estadística que lidera el zaragozano es la de minutos disputados. Es el único hombre a las órdenes de Onésimo que ha aparecido en los 21 compromisos, con 1.879 minutos. Le sigue otro inamovible en el once, Francisco Molinero (20 partidos, 1.732 minutos) y cierra este hipotético podio Roberto (20 partidos, 1.721 minutos). Helguera, Sastre, Corona, Marcos o Bauzá son otros de los que están disponiendo de más ocasiones. Por contraste, Marko Lukic, Valentino, Rigo y Larrosa no han llegado a debutar. Sí lo hizo el sábado el segundo fichaje del mercado invernal, Toni, con 14 minutos. Onésimo ha empleado a 22 jugadores. Las decisiones técnicas, lesiones y sanciones han causado que solo se haya repetido alineación de forma consecutiva en los duelos con Numancia y Córdoba.

La más habitual, utilizada cuatro veces, es la conformada por Andrés, Molinero, Corona, Echaide, Marcos, Helguera, Sastre, Bauzá, Camacho, Gilvan y Roberto. Una que los aficionados podrían recitar de memoria, vaya. Del resto, Ochoa, Sorribas y, últimamente, Jokin han ejercido como eficaces secundarios.

La mejor clasificación del Huesca ha sido la que ahora ocupa y la peor, la vigésima. Únicamente ha vivido tres semanas en los puestos de descenso. Al menos, se ha recuperado el tono en casa, donde se han logrado 13 puntos por los 12 como visitantes merced a dos triunfos, siete empates y derrotas con Salamanca y Celta. El Alcoraz es un bastión a medias: han volado 20 puntos, pero solo se han recibido siete goles y no se pierde desde el 2 de octubre. A domicilio, la nota es alta. El balance general sabe a deber cumplido hasta la fecha.

Etiquetas