Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Enemigos por un día

Onésimo dijo ayer que con Calderón, técnico del Albacete, le une "una buena amistad desde hace años". Amigos que hoy serán rivales como estrategas en los banquillos.

Se nota que Onésimo le da mucha importancia a este partido, por todo lo que conlleva el cierre de la primera vuelta y el poso que puede dejar en el aficionado. Lo primero que hizo ayer en su rueda de prensa semanal fue resaltar el empaque del rival. "Nos enfrentamos a un equipo que viene de una muy buena racha, aunque perdiera su último partido en casa", subrayó el míster pucelano.

El perfil del Albacete tiene puntos comunes con el del Huesca, a tenor de la descripción que Onésimo efectúa del cuadro manchego. "Es un equipo que se junta muy bien, que es agresivo y que cuando sale lo hace con intención y con peligro".

El técnico del Huesca valoró así el retorno de Calderón al Alcoraz: "Antonio cumplió sus objetivos en el Huesca. Es un entrenador querido aquí, pero él no va a jugar. Y yo tampoco. Vuelve un amigo al que conozco de hace mucho tiempo, pero los dos nos centraremos en lo nuestro". Dice Onésimo que los equipos de Calderón "se juntan mucho para defender. Son muy rocosos y vamos a tener que estar muy bien para ganarles".

El entrenador azulgrana se refirió a Toni Rodríguez, última adquisición del Huesca en el mercado de invierno. "Lleva dos días con nosotros. Es un jugador joven, dinámico, con muchas ganas y buenas condiciones técnicas. El año pasado, sin ser muy habitual en el Celta, hizo un par de goles. Las referencias son buenas. Tiene desborde y nos va a dar competitividad por fuera. Está para jugar y podría convocarle, pero hasta mañana -por hoy- no lo vamos a decidir".

Volviendo al encuentro de esta tarde, el preparador del conjunto oscense reconoció que su preocupación es "saber qué tiene que hacer mi equipo para ser fiel a sí mismo, para apretar, para jugar lejos de nuestra portería, para abrir el campo, para rematar, para hacer goles? todo lo que estamos trabajando. También es verdad que la información que tenemos del contrario se la trasladamos a los jugadores para que la tengan en cuenta, pero son matices".

Para Onésimo es importante que "podamos adelantarnos en el marcador", pero sobre todo que "tengamos claro que debemos estar al cien por cien en todo momento, porque al final todo se decide por pequeños detalles y hay que estar enchufados hasta el minuto 94. Si no, lo pasaremos mal". "Mi máxima, aunque lo estemos disimulando, es que en casa somos siempre favoritos", espetó el técnico azulgrana, que siempre deja alguna perla en sus charlas.

Mano izquierda

La llegada de nuevos futbolistas para completar el vestuario, el incremento de la competencia, la reacción de aquellos que pasen a tener menos minutos, son factores que Onésimo va a tener que manejar con habilidad especialmente en las próximas fechas. "Sí que me preocupa, pero también creo que los jugadores tienen que entender que son profesionales y que esto ha sido siempre así. Y si se van a otro lado será así también. Hay que manejarlo, pero todos sabemos lo que nos puede pasar y cuál es nuestra responsabilidad . Yo confío mucho en ellos. Yo les miro a la cara y los trato a todos igual, suplentes y titulares".

Respecto a la respuesta de la afición, Onésimo admitió que le gustaría que "se creara el mismo ambiente que hubo en el último partido (frente al Betis). Esta es una afición inteligente y sabe que nosotros, con todos los rivales pero especialmente en El Alcoraz, nos jugamos la permanencia".

Sobre la ilusión o desilusión de la gente con los fichajes que se apuntan y los que luego se concretan, Onésimo echó un capote al club diciendo que "los aficionados lo son del Huesca esté quien esté. La idiosincrasia de esta entidad, que yo comparto, sostiene que es mejor tener futbolistas que estén a gusto, que saben que van a cobrar, que traer a no sé quién que tiene mucho nombre y luego tener problemas de pago. Sabemos hasta donde podemos llegar. Si viene alguien de mucha calidad y de elite, bienvenido sea, pero sabemos que va a ser difícil".

Etiquetas