Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Nada que perder, todo por ganar

El Peñas recibe esta noche (21.00) al potente Obradoiro, líder de la LEB Oro. Ganar supondría rearmarse moralmente.

Salsón en el partido contra el Lleida, en el Palacio
Nada que perder, todo por ganar
JAVIER BLASCO

"Hay que disfrutar de este deporte porque somos unos privilegiados y si no tuviera ilusión no jugaría. Además, el partido de mañana (por esta noche) contra el Obradoiro, donde hay jugadores que han estado en la ACB y en la NBA motiva muchísimo". La declaración de principios corresponde a Asier Zengotitabengoa y cobra especial referencia cuando la pronuncia tras ocho derrotas consecutivas del Peñas y ante la visita del líder de la LEB Oro, esta noche (21.00), en el Palacio de los Deportes.

El tradicional desayuno en el Hotel Pedro I de Huesca que organiza el Peñas previo a cada partido que juega como local sirvió para responder algunas preguntas que rondan en el entorno. Los encargados fueron el presidente de la entidad, José Manuel Rincón, y especialmente el entrenador del equipo, Ángel Navarro.

Primera. ¿Cuándo llegará el próximo fichaje? Responde Rincón: "Estamos trabajando sobre tres pilares: que sea un buen jugador, que esté experimentado y que se ajuste a nuestra situación económica. Hay conversaciones a varias bandas".

Segunda. ¿Hay inquietud en el club por la situación en la que se encuentra el equipo? "Yo no hablaría de inquietud _indica Rincón- pero sí de cierta preocupación. Las derrotas pesan, y la octava más que la séptima. Pero de la misma forma digo que hay confianza en revertir esta situación y que por una vez la suerte caiga de nuestro lado".

Tercera. ¿Nos viene grande la LEB Oro? Tajante: "No. Siempre hemos sido competitivos. Siempre hemos dado la cara. Quienes consiguieron el ascenso de categoría están plenamente adaptados a la LEB Oro".

Por su parte, Ángel Navarro esbozó los fríos datos para armar su discurso y lanzar un rayo de esperanza ya que el Peñas es el máximo anotador de la categoría. Un argumentarlo que no es nuevo, y tiene difícil contestación. "Es complicado _dijo_ que después de 22 semanas de trabajo, en 170 sesiones solo hemos estado todos en 10 u 11". Y esto supone que el equipo esté "cojo" en muchas jornadas lo que "obliga a más esfuerzos a los jugadores que están, a no dosificar, a recuperarse pronto y a no poder acoplarse". Así las cosas, cuesta hacer equipo. El técnico recordó que las victorias ante Navarra y Alcázar se fraguaron en los últimos momentos de los encuentros.

Es decir, cuando un equipo es equipo. Las derrotas han sido producto del desplome del quinteto del Lobe justo cuando no tiene que producirse, porque en esta categoría no solo nadie perdona nada, sino que si te pueden pasar por encima lo hacen. Ángel Navarro, también desveló que, salvo Quentin Smith, que no triunfó en Huesca por pura mala suerte, el resto de jugadores que han abandonado la disciplina del club lo hicieron sin decir adiós, lo cual da idea de que su aportación al vestuario del equipo fue nula.

Y también hubo espacio para hablar del rival de esta noche contra el que no se enfrentará el capitán Aranda por lesión. El Obradoiro llega con un bloque, casi, de granito. Ha perdido dos encuentros, uno de ellos contra el Tarragona 2017 por lo que es mortal. Sus números asustan tanto como su variedad de juego; si se les aprieta dentro tienen buenos francotiradores -Bulfoni está por encima del 50 % desde el perímetro en los últimos cinco encuentros-. Última pregunta. ¿Se les puede ganar? Responde Salsón: "Hay que jugar con una chispa de intensidad más que ellos". Responde Ángel Navarro: "Siempre jugamos para ganar".

El partido tendrá otro atractivo añadido, el Peñas contará con un grupo de cheerleader desde hoy y hasta el final de la temporada.

Etiquetas