Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

REGRESO

Antonio Calderón espera un partido "especial y muy difícil"

El ex entrenador azulgrana conoce a la perfección tanto a los jugadores que tuvo como a los fichajes.

Antonio Calderón, técnico del Huesca en sus dos primeras temporadas en la categoría de plata, volverá mañana al Alcoraz como preparador del Albacete, un cara a cara con un Onésimo que fue predecedor y sucesor. El gaditano habló ayer en rueda de prensa y miró atrás con agradecimiento. "Es especial por estos días, cuando llegue allí y en los momentos previos. Volverá todo a la normalidad cuando el árbitro pite el inicio. Soy el enemigo y querré ganar.

Pero será especial reencontrarme con mucha gente", señalaba. Calderón desmenuzaba el plantel altoaragonés fijándose en aquellos que conoce tan bien. "La base del Huesca es la misma, y además lleva casi tres años jugando juntos, algunos más. Corona, Helguera, Sastre, Sorribas, Camacho...

Se conocen bien y juegan de memoria. Es un equipo duro, rocoso. Le han marcado pocos goles porque es experto, y ha traído gente que conoce la categoría, como Molinero, Marcos, Bauzá u Ochoa. En defensa es raro que den concesiones. Su problema es el de los equipos con presupuestos pequeños, el gol. Va a ser un partido muy difícil". Un detallado análisis al que añadía que "es curioso que solo hayan ganado un partido en El Alcoraz. Los dos años que estuve allí era difícil conseguir puntos. Parece que han ido a menos.

También me consta que en muchos partidos no han ganado por mala fortuna. La falta de definición arriba les está pasando factura". El andaluz explicó a los medios manchegos aquella leyenda de lo reducido del Alcoraz; "es reducido solo en aforo. Las primeras filas te echan el aliento". Calderón tendrá las bajas de Sumy, Tato y Sousa mientras en el Huesca están a punto Gilvan Gomes y Jokin, recuperados de sus golpes, no así Marco Navas.

Etiquetas