Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

POLÍTICA MUNICIPAL

Huesca invierte 660.000 euros en dos años para extender el alumbrado público de bajo consumo

El Ayuntamiento ha experimentado en la avenida de Juan XXIII una novedosa tecnología mediante lámparas de 'led'.

Luis Felipe y Germán Sanromán comprobaron ayer las ventajas de los 'led' en Juan XXIII.
Huesca invierte 660.000 euros en dos años para extender el alumbrado público de bajo consumo
JAVIER BLASCO

La inyección económica de los Plan E de 2009 y 2010, que dejaron 14,5 millones de euros en inversiones, ha permitido al Ayuntamiento de Huesca extender el alumbrado público de bajo consumo a ocho calles y avenidas de la ciudad y a un municipio incorporado. En total, se han destinado 660.000 euros para sustituir las antiguas y derrochadoras farolas de vapor de sodio por modernos dispositivos electrónicos que emiten menos luz pero que, a cambio, reducen sensiblemente la factura de la luz.

Los vecinos de San José han sido los últimos en comprobar los beneficios de esta nueva iluminación ya que el consistorio ha acometido la mejora del alumbrado público en la avenida de Juan XXIII, en el tramo entre Martínez de Velasco y la calle de San Jorge. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, destacó ayer que la puesta en servicio de este nuevo sistema colma una de las históricas reivindicaciones del barrio, "que durante años han estado pidiendo una mejora de su alumbrado".

El consistorio ha elegido Juan XXIII para experimentar la tecnología 'led', que tiene ventajas añadidas como el bajo coste (los 1.750 vatios que había antes se han reducido a 680), el incremento de la vida útil (50.000 horas), un mantenimiento más barato y una menor contaminación lumínica.

El concejal de Infraestructuras y Medio Ambiente, Germán Sanromán, detalló que en estos dos últimos años se han realizado proyectos de ahorro energético en cinco barrios de la ciudad como el Perpetuo Socorro (calles Gibraltar y Valencia), La Encarnación (avenida de Martínez de Velasco), San José (calle Fuente del Ibón y avenida de Juan XXIII), Santiago (avenida Pirineos) y Santo Domingo y San Martín (urbanización de Torremendoza).

 

Control a distancia de la luz

Además de la instalación de nuevas farolas y luminarias de bajo coste o la sustitución de las conducciones de cableado, todos los tramos han incorporado un sistema de automatización que permite controlar a distancia ya el 60% del alumbrado público de la ciudad. Este sistema, según explicó Javier Avellanas, ingeniero municipal, programa el encendido y apagado, controla las temperaturas en tiempo real, envía alarmas por 'sms' de averías y permite acceder a él desde cualquier ordenador conectado a Internet.

"Si funcionan los led, los implantaremos en el 40% restante de alumbrado público que queda por automatizar", aseguró Sanromán, quien no obstante aclaró que en el presupuesto de 2011 no hay partidas específicas para avanzar en este proceso de modernización salvo la mejora de la iluminación que incluirán las reformas de las plazas de Lizana y de Alfonso El Batallador y su entorno.

Etiquetas