Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Alonso y Braulio, sueños de alcoba

El Huesca apunta alto para reforzar su delantera, aunque la llegada del punta españolista y el jugador canario es complicada.

Alonso, delantero uruguayo del Espanyol.
Alonso y Braulio, sueños de alcoba
EFE

La búsqueda de refuerzos tiene a la SD Huesca inmerso en diversos frentes durante las últimas semanas, en el afán de mejorar el equipo de cara a la segunda vuelta y obtener mayores garantías de permanencia en la categoría. Entre las opciones que hay sobre la mesa, dos nombres destacan por el peso de su trayectoria: son el españolista Iván Alonso y el zaragocista Braulio Nóbrega. Por ambos hay interés. Por ambos se han hecho gestiones de diferente índole. Pero su llegada se antoja complicada.

En el caso de Alonso se ha apelado al tema emocional. El delantero uruguayo, que en abril cumplirá 32 años, jugó en el Deportivo Alavés y conoce a futbolistas de la plantilla azulgrana como Helguera u Ochoa. El Huesca ha hablado con el jugador, le ha transmitido las bondades del proyecto azulgrana y su fiabilidad desde el punto de vista institucional. Alonso no ha dicho que no. La oferta sigue en pie.

Según fuentes próximas al jugador, Alonso cobraría en el Espanyol un salario cercano al millón de euros. El club oscense estaría dispuesto a desembolsar 300.000 por su cesión hasta final de temporada. La voluntad del futbolista, como siempre, resulta fundamental en estos casos.

Interés renovado

Braulio ya fue ofrecido al Huesca en la pasada temporada, aunque al final se marchó cedido al Recreativo de Huelva. El equipo azulgrana, como les avanzábamos ayer, ha sondeado su cesión hasta el próximo 30 de junio. El Zaragoza conoce el interés del club oscense, pero antes de poder maniobrar está pendiente de los movimientos que pueda llevar a cabo en el mercado de invierno. Gestiones que están sujetas a las limitaciones que impone su maltrecha economía.

Si el equipo blanquillo lograra fichar un punta, lo normal es que dé salida al colombiano Marco Pérez, que podría encontrar acomodo en Argentina. Si trajese a dos, Braulio seguramente decidiría hacer las maletas, ya que también debe considerar la recuperación del nigeriano Uche.

El Huesca ya ha jugado sus cartas. El contencioso que mantiene con el Real Zaragoza -se le reclaman 300.000 euros por incumplimiento del convenio firmado en juelio de 2008- podría allanar la operación con el delantero canario, pero no son cuestiones que vayan unidas. No obstante, tampoco se puede obviar que Braulio tiene muchas novias en Segunda División. Y las que saldrán.

Etiquetas