Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOS MONEGROS

Sijena empezará a construir en 2012 un parque termosolar que creará 40 empleos

Se invertirán unos 200 millones de euros y se espera que esté operativo dentro de tres años.

Si se cumplen los plazos previstos, Villanueva de Sijena contará en 2014 con un parque termosolar que se convertirá en uno de los mayores de España, según el alcalde de este municipio monegrino, Alfonso Salillas.

El primer edil explicó que tras desestimarse el pasado mes de marzo las alegaciones de la Asociación Naturalista de Aragón (Ansar) y de SEO/BirdLife -que pedían el descarte por afecciones a la avifauna y por su cercanía a la Red Natura 2000-, en noviembre el Departamento de Industria Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón dio luz verde a la redacción del proyecto, para lo cual se fijó un plazo máximo de 24 meses.

No obstante, Salillas confía en que no se agote ese tiempo y el documento definitivo esté listo a lo largo de este año, con lo que a principios de 2012 podrían comenzar las obras, que se desarrollarán sobre una superficie de 202 hectáreas y en las que se invertirán 200 millones de euros.

Dos años de obras

Según las estimaciones realizadas, la construcción del complejo, que en el momento en el que funcione a pleno rendimiento producirá 100.000 megawatios por hora al año, podría dar empleo durante los dos años que durarán los trabajos a unas 500 personas.

Posteriormente, cuando se ponga en marcha, está previsto crear "como mínimo" 40 puestos fijos durante 25 años, comentó el alcalde sijenense.

La planta está promovida por la sociedad Energía Termosolar de Los Monegros, S. L., constituida para desarrollar este ambicioso proyecto. El 80% del capital es aportado por Unión Fenosa, un 10% por la constructora aragonesa Marcor Ebro y el 10% restante corresponde a la empresa zaragozana de ingeniería Ingenium Energética, que a su vez es la propietaria de los terrenos en los que se levantará la planta.

Esta incluye cinco subcampos solares con 162 lazos de colectores cilindro parabólicos. Cada lazo está formado por cuatro colectores, que reflejan la radiación solar sobre su superficie y la concentran sobre unos tubos absorbedores de calor por los que circula un fluido de transferencia térmica que se calienta hasta unos 400°C, y que es conducido hacia las instalaciones de la zona central de la planta, un recinto de 5,2 hectáreas.

Para Salillas, se trata de una iniciativa fundamental para el desarrollo de su municipio, que actualmente ronda los 500 habitantes.

Etiquetas