Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NATURALEZA

La ruta geológica pirenaica, una iniciativa única en Europa

Todo gusta y sorprende, aunque a veces no lleguemos a comprender bien del todo cuándo y cómo tuvo lugar la compleja formación de los relieves físicos.

Cartel de la ruta geológica transfronteriza -entre las regiones de Aspe y el Alto Aragón- a su paso por los Mallos de Riglos.
La ruta geológica pirenaica, una iniciativa única en Europa
EDUARDO VIñUALES

La diversidad de paisajes geológicos que uno puede hallar en los Pirineos es tan grande que caminado por cualquier valle de la cordillera se puede llegar a sentir el paso de miles e incluso millones de años. Es formidable pensar que la madre naturaleza se ha tomado su tiempo para esculpir con paciencia esa gran obra de arte que son las montañas que se levantan entre España y Francia: orogénesis, plegamientos, glaciares y lagos de montaña, cañones y barrancos, paisajes kársticos, fósiles marinos, mallos y tozales... Todo gusta y sorprende, aunque a veces no lleguemos a comprender bien del todo cuándo y cómo tuvo lugar la compleja formación de los relieves físicos.

Conscientes del valor patrimonial pirenaico, hace unos años varios estudiosos de las ciencias geológicas decidieron aprovechar todo ese gran potencial que está ahí en bruto, y diseñar una ruta transfronteriza entre España y Francia, que viniendo de la vertiente norte de la cordillera atravesará la divisoria de aguas y se dedicara a desvelar las pistas y huellas del patrimonio geológico a través de una ruta inédita, especializada, didáctica y, por supuesto, jalonada de grandes escenarios naturales donde las rocas y la formación del paisaje fueran los grandes temas protagonistas. Así nació la 'Ruta Geológica Transpirenaica Aspe - Alto Aragón', de la iniciativa de la asociación francesa Geolval y las españolas GeoAmbiente y GeoTransfer, una ruta de 200 kilómetros de recorrido y con 25 paradas acondicionadas a pie de carretera y fácilmente accesibles.

Todas ellas disponen de paneles explicativos bilingües -en francés y en español- que ofrecen una lectura ilustrada y original de rocas y paisajes. "Este recorrido permite, etapa por etapa, comprender claramente la formación de los Pirineos: desde el depósito de los sedimentos en mares hoy desaparecidos hasta la erosión de los valles por los torrentes pirenaicos, pasando por la deformación de las rocas y la acción de los glaciares", explican los promotores de la ruta geológica, la cual se puede recorrer tranquilamente en bicicleta, coche o autobús en dos jornadas que llevan desde Riglos hasta Belair, pasando por las ciudades de Jaca y Florón.

La ruta geológica discurre y se detiene en importantes puntos: Belair -sitio de inicio y balcón sobre los Pirineos-, Courrèges, Oloron St. Marie, Mail Arrouy, desfiladero y fuentes d'Escot, Bedous, Accous, Cette-Eygun, Fort du Portalet, Peyrenére, Candanchú, Rioseta, la torre de los Fusileros, Villanúa, Aratorés, Castiello de Jaca, puente de Torrijos, fuerte del Rapitán, Jaca, San Juan de la Peña, puerto de Santa Bárbara, embalse de la Peña, Mallos de Riglos y, finalmente, Murillo de Gállego. Todos ellos son espacios que dan juego a explicaciones sobre la lava, los cortes y tiempos geológicos, el choque de las placas, el desierto rojo, el Pirineo Axial, la construcción de las montañas, la fuerza de los hielos glaciares, el uso del "flysch" en la construcción tradicional? o las rocas conglomeradas de las Sierras Exteriores.

Todo esto se explica en la página web www.routetranspyreneenne.com, donde se pueden descargar los mapas geológicos y topográficos, e ir abriendo el contenido de los distintos paneles que hay instalados in situ en los 25 puntos de interés. Con textos tanto en español como en francés, esta web contiene también información básica y un glosario para consultar los términos técnicos que conviene definir. También se puede descargar un libro-guía.

La Ruta Geológica Transpirenaica Aspe - Alto Aragón ha contado con el apoyo de la Unión Europea, el Gobierno de Aragón, la región de Aquitaine, diversos ayuntamientos -como Jaca, Villanúa, Aisa y Castiello de Jaca-, el Ilustre Colegio de Geólogos de Aragón? y en el año 2008 la iniciativa fue reconocida por los Premios Félix de Azara, dentro de la categoría a "entidades sin ánimo de lucro".

Etiquetas