Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FIESTA TRADICIONAL

Hogueras y bendición de animales, en medio del frío y de la niebla

Numerosos pueblos de la provincia se sumaron a la fiesta de San Antón, con tradiciones que se han recuperado en algunos lugares.

Hogueras y bendición  de animales, en medio  del frío y de la niebla
Hogueras y bendición de animales, en medio del frío y de la niebla
áNGEL GAYúBAR

Hogueras, bendición de animales, sonidos de cencerros, subastas ... San Antón da para esto y para mucho más, ya que pueblos y ciudades de la provincia no olvidaron ayer la festividad del santo barbudo. Uno de los actos más tradicionales se vivió anoche en el Valle de Chistau haciendo sonar los trucos (cencerros) por todos los pueblos, empezando por Saravillo y siguiendo por Gistaín, San Juan de Plan, Plan, Sin y Serveto. Cada año hacen un homenaje, y esta vez fue para María Carmen Mur Ferrer, de Saravillo.

En Barbastro la festividad de San Antón atrajo a decenas de vecinos hasta las puertas del Ayuntamiento acompañados con sus mascotas para ser bendecidas como manda la tradición. La cofradía de San Antonio Abad organizó esta bendición en la que los perros fueron mayoría entre los animales de compañía. Eso sí, el frío imperante ayer obligó a que los canes acudieran vestidos con sus mejores galas de abrigo. Junto a ellos también recibieron el agua bendita tortugas, peces, canarios y periquitos y hámsters.

La celebración comenzó a las 12.00 en la iglesia de los Padres Escolapios con la eucaristía en presencia de la imagen del santo y su reliquia. Después, sobre las 13.00 tuvo lugar la bendición. Esta costumbre es inmemorial. Los hermanos de la cofradía señalan que antes de la Guerra Civil ya se celebraba y que al terminar esta se retomó, hasta que se perdió en la década de los 60 cuando las caballerías y animales de tiro cedieron su protagonismo a los vehículos a motor. Desde hace unos años la cofradía decidió recuperarla.

 

Caballos y mulas

En Sariñena, por tercer año consecutivo, a través de la asociación Añoranza, decenas de personas asistieron con sus animales de compañía o paseo a la bendición de San Antón, desarrollada el pasado domingo frente a la entrada de la iglesia parroquial de San Salvador. Además de perros, gatos o diversas aves, los miembros del colectivo organizador reunieron varios ejemplares equinos, entre ellos, caballos y mulas y en colaboración con la asociación Afammer Monegros, repartieron café y pastas entre los asistentes.

En Jaca, la Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto organizó ayer los actos. A las 12.00 se celebró una misa en la Catedral y una vez finalizada, en la lonja se llevó a cabo la bendición de animales. A continuación, la hermandad repartió torta y vino entre los participantes. Fernando Estallo, de dicha agrupación, destacó que este año "ha venido a la bendición más gente que el año pasado".

En la comarca vecina del Alto Gállego, en Javierrelatre, se celebró el fin de semana con una cena para todos los vecinos y al día siguiente la tradicional bendición. También el fin de semana San Antón fue recordado en Graus, donde el santo barbudo sigue teniendo un gran poder de convocatoria, con actos como la 'Llega', en la que los cofrades solicitaron la colaboración de los vecinos para el mantenimiento de sus actividades, y la posterior subasta de los lotes recaudados. A cambio, entregaron a los benefactores el popular y característico 'cordoné' del santo, un fino cordón trenzado con hilos amarillos y rojos.

Al sur de la provincia, en Altorricón, la conjunción de una densa niebla y de un día laborable mermaron considerablemente las peticiones de bendición de animales. Ayer no fueron más de una docena de animales los que conducidos por sus dueños recibieron la bendición del párroco. En la Litera son muchos los pueblos que repiten el ritual.

 

Hogueras

En la vecina comarca del Bajo Cinca imperan las hogueras. Ayer finalizaron las fiestas de Torrente de Cinca y Zaidín. En la primera, la comisión invitó a todo el vecindario a una sardinada. La hoguera permanecía encendida desde el jueves y cientos de personas han estado en ella realizando alguna o varias de las diferentes comidas del día, acompañados de familiares y amigos. En Fraga se encendieron también fuegos a lo largo del final de semana, pero es una tradición que pierde fuerza.

Altorricón La densa niebla y el día laborable no impidió a los vecinos de Altorricón llevar a sus animales a recibir agua bendita. Todos eran máscotas, algunas resguardadas del frío con su propia ropa.

Graus La cofradía de San Antón lo celebró el pasado fin de semana, recaudando lotes que posteriormente subastan para sufragar sus actividades. A cambio entregan el 'cordoné', un cordón trenzado.

Jaca En la lonja de la catedral de Jaca tuvo lugar la bendición de animales. A continuación, la Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto repartió torta y vino a los asistentes. Javierrelatre. En este pueblo del Alto Gállego también hubo bendición de animales. Los vecinos aprovecharon además la festividad para celebrar una cena de hermandad.

Barbastro A pesar del frío numerosos barbastrenses acudieron a la bendición, incluso con pájaros y peces, como se puede observar en la fotografía. Sariñena En la capital de los Monegros no faltaron los equinos para recibir la bendición del párroco, José Antonio Satué. Luego hubo café y pastas para todos. Torrente de Cinca En este pueblo del Bajo Cinca, la hoguera ha permanecido encendida durante varios días, para que los vecinos pudieran comar al calor de la lumbre.

Etiquetas