Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NATURALEZA

Los pueblos del Pirineo se rebelan contra el proyecto de conservación del urogallo

Varios ayuntamientos, cazadores y ganaderos han alegado contra el plan por considerarlo restrictivo.

Foto de archivo de un ejemplar de urogallo en pleno canto durante el celo
Los pueblos del Pirineo se rebelan contra el proyecto de conservación del urogallo
HERALDO

¿Qué lugar ocupamos para la Administración? Esta es la pregunta que se hacen más de media docena de ayuntamientos del Pirineo que no están de acuerdo con el plan de protección del urogallo que prepara el Gobierno aragonés. Las excesivas limitaciones que establece el decreto para actividades tradicionales como la ganadería, los recursos forestales o las prácticas cinegéticas no gustan nada en Hecho, Bielsa, Gistaín, Plan o Benasque, que han alegado al proyecto. Medio Ambiente quiere buscar el consenso y asegura que se reunirá con todos para explicar los detalles del plan.

En las alegaciones presentadas contra el plan por Ayuntamientos, asociaciones de cazadores y de ganaderos de los municipios afectados todos hacen constar que es un "contrasentido" que no se permita caza el jabalí, que es el mayor depredador del urogallo, pero también critican que se limite la actividad agrícola, la circulación por las pistas de acceso a puertos (ya regulada por ayuntamientos), que no se puedan limpiar los montes o los caminos propios para el tránsito de ganado, así como el desplazamiento de estos animales entre fincas delimitadas y propias para el pastoreo.

El proyecto estuvo a exposición pública hasta mediados de diciembre y según relataron los afectados, además de contemplar la pequeña población de la zona occidental (Hecho-Ansó) y la oriental (Bielsa, valle de Chistau y Benasque), se establece un corredor desde Navarra hasta Cataluña con el fin de que las diferentes colonias puedan juntarse. "Lo han hecho pensando en el animal, pero ¿quién se preocupa de nosotros? Somos pocos y cada día seremos menos a pesar de que hasta ahora hemos conservado el territorio", aseguró José Gistaín, de la asociación de ganaderos de Bielsa. Y es que afirmó, como también lo hicieron los cazadores, que la "presencia del urogallo no es casual, sino que se debe a la gestión del territorio por nuestros antepasados".

El alcalde de Hecho, Luis Gutiérrez, fue más crítico aún: "Tenemos un 90% del territorio protegido y siguen llegando limitaciones, pero compensaciones, nada. Encima el Parque Natural cada día tiene menos presupuesto. No sé que lugar ocupamos para la administración". El primer edil recordó que además de la figura de Parque Natural, para el que redactaron un plan de Organización de Recursos Naturales (PORN) al que ahora se suman más delimitaciones como esta, tienen declaradas zonas de Red Natura 2000, Lugares de Interés Comunitario (LIC) y Zonas de Especial Protección para Aves (Zepas). Advirtió que las "agresivas afecciones" del plan afectan incluso al turismo y que han hecho llegar sus quejas también a la Asociación de Entidades Locales del Pirineo aragonés (Adelpa) para que tome cartas en el asunto.

Pero es en la zona oriental del Pirineo donde se ubica la colonia más extensa, desde Bielsa hasta Benasque. Precisamente esta primera población es una de las que más se ha movilizado y además del ayuntamiento, las asociaciones de ganaderos y cazadores han alegado contra el plan. Es más esta última, en su blog http://cazadoresbielsa.blogspot.com/ hace públicos los argumentos que les han llevado a posicionarse en contra. "Dicen que es un proyecto para conservar el urogallo y en las zonas en las que teóricamente vive no nos va a dejar ni respirar, prohíben todo, hasta la agricultura", insistió el presidente de esta agrupación, Ángel Luis Escalona, quien calificó de "barbaridad" que no dejen cazar jabalíes, el mayor depredador de esta especie, lo que supondrá un aumento de la población y de los daños de estos en fincas agrícolas. Escalona incidió en que en su municipio la delimitación establecida por Medio Ambiente abarca "todo", incluso la carretera que une Sobrarbe con Francia y vaticinó que con este proyecto "lo único que van a conseguir es que se extinga del todo".

Gistau, de la agrupación de ganaderos, alertó también de que el plan limita el aprovechamiento de pastos por encima de 1.500 metros, así como prados por debajo de esta altitud que también se han incluido. "¡Y nos inutilizan los caminos de acceso!", exclamó. Asegurar el tránsito de los animales hacia los pastos y que no se prohiban las labores de mantenimiento en dichos caminos también es importante para ellos tal y como han hecho constar en las alegaciones.

También en el valle de Gistaín consideran inadecuado este plan. El alcalde de Gistaín, David Bielsa, criticó duramente el ámbito de protección establecido, el cual le parece excesivo, el problema que se plantea para los pocos ganaderos que quedan en la época de apareamiento y no entiende, como ninguno, que el plan beneficie "al mayor depredador del urogallo, el jabalí, que es como una aspiradora de huevos y pollos, y que según el decreto no se podrá cazar".

Etiquetas