Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BAJO CINCA

El autobús urbano de Fraga tuvo en 2010 casi 44.000 usuarios entre las dos líneas

El próximo mes de febrero está previsto que entren en vigor varios cambios en los recorridos.

Las dos líneas de autobús urbano que funcionan en la ciudad de Fraga vendieron durante el pasado ejercicio un total de 43.844 billetes según datos facilitados por la empresa adjudicataria del servicio, Alosa. De los 43.844 billetes vendidos, 41.069 lo fueron para el trayecto que cubre la línea 1 (Sotet- San Simón- y los 2.775 restantes, para el trayecto Litera-Atarazanas-Miralsot, cubierto por la línea 2.

En el primer caso, el mes en que mayor número de billetes se vendieron fue julio, con un total de 4.354, y el mes en el que menos, enero, con 3.257. En lo que se refiere a la otra línea, el mes en que se registró mayor número de billetes vendidos fue septiembre, con 335 y el de menor número de ventas, octubre, con 132.

De los 41.069 billetes vendidos para la línea 1, 20.634 fueron ordinarios y el resto -20.435-, bonificados (dirigidos a personas mayores de 65 años, con movilidad reducida o con carnet de familia numerosa). En cuanto a la línea 2, 1.735 de los billetes expedidos fueron ordinarios y el resto -1.040- bonificados.

El Ayuntamiento de Fraga espera que las modificaciones en los recorridos, paradas y servicios en las dos líneas de autobús urbano aprobadas inicialmente en pleno en noviembre entren en vigor el próximo mes de febrero, después de su aprobación definitiva este mes. Según explican fuentes municipales, estos cambios, que persiguen el objetivo de brindar un mejor servicio permitirán, por ejemplo, que la línea 1 (Reyes Católicos-San Simón) cuente con paradas en puntos tales como el barrio de Atarazanas y los nuevos Juzgados, y que en su recorrido de vuelta se detenga también en el aparcamiento del San José de Calasanz, con lo que mejorará la accesibilidad en transporte público al Centro Sanitario de Alta Resolución. En lo referido a la línea 2, que llega a Litera y Miralsot, los cambios implicarán que, en lugar de hacerlo por la avenida de Aragón, las expediciones circulen por la avenida de Madrid.

Mientras, los vecinos del Casco Histórico continúan reclamando que el servicio llegue hasta este barrio.

Cambios en dos calles del Casco

Por otra parte, la Delegación de Circulación y Policía Local ha establecido con el inicio de 2011 la prohibición de estacionar en las calles de Santa Rosa y de José Arellano, ambas en el Casco Histórico, con el objetivo de evitar atascos y asegurar con ello un tránsito más fluido, al tiempo que se incrementa la seguridad al circular en estas vías.

Etiquetas