Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EDUCACIÓN

"Ahora irán todos los días a clase"

La madre de las dos pequeñas de Santa Cilia de Panzano que no acudían regularmente al colegio de Angüés por falta de transporte, satisfecha tras modificar la DGA una ruta que permite que un taxi escolar las traslade.

Jamila, junto al taxita, a punto de recoger a sus dos hijas al regreso del colegio de Angüés.
"Ahora irán todos los días a clase"
RAFAEL GOBANTES

Estoy muy contenta. Ahora mis hijas podrán ir todos los días a clase". Así se mostraba ayer Jamila Rouradi, la madre de Sofía y Amina, una familia de origen marroquí que vive en Santa Cilia de Panzano (Casbas de Huesca) desde mediados de noviembre. Durante este tiempo, las pequeñas no han podido asistir al colegio de Angüés con regularidad y solo iban cuando una amiga de su madre o algún vecino del pueblo podía llevarlas hasta la escuela, que dista 20 kilómetros. Pero desde ayer, el problema está solucionado: una taxi escolar las recoge cada mañana y las devuelve tras cerrar la escuela. Educación insiste en que esta medida no se tomó antes porque había que cumplir ciertos trámites administrativos.

A las nueve y cuarto de la mañana de ayer un vehículo recogía a Sofía y Amina en la puerta de su casa. Y así seguirá hasta final de curso. El conductor, que lleva un vehículo con capacidad para ocho niños, se detiene también en Ibieca y Velillas para recoger a otros alumnos porque estas dos poblaciones junto a Santa Cilia de Panzano conforman la nueva ruta que ha creado Educación para solucionar el problema y para acabar con la tensión que se había generado entre la familia afectada, el ayuntamiento de Casbas y la dirección provincial, que insiste en que desde un principio han hecho "lo que marca la ley".

Todo comenzó a mediados de noviembre, cuando Jamila y sus dos hijas se trasladaron a Santa Cilia de Panzano desde Valencia. A la madre le habían ofrecido un trabajo para el verano en el único restaurante del pueblo y, mientras tanto, una casa en la que vivir gratuitamente. Para esas fechas, según subrayó Educación, las rutas escolares ya estaban diseñadas y adjudicadas, por lo que se ofreció a la madre una beca individualizada -ayuda que contempla la ley para transportes de menos de seis alumnos- para que ella misma las llevara hasta Angüés cada día. Pero Jamila no tiene carné y la cantidad no llegaba para un taxi.

Por eso, que sus hijas fueran a clase dependía de que una amiga (la misma que le ha ofrecido trabajo) o de cualquier otro vecino de este pequeño pueblo de una decena de habitantes pudiera llevarlas hasta Angüés y se comprometiera también a recogerlas a las cinco de la tarde. "Una semana iban y otra no. Dependía de si encontrábamos coche o no y la verdad es que era bastante difícil porque estamos tres en el pueblo", aseguró Jamila. Su hija pequeña está en último curso de Infantil, mientras que la mayor cursa ya 2º de Primaria. "No era bueno para ellas", insistió la madre.

90 euros diarios

Su amiga y, sobre todo según Jamila, el alcalde de Casbas, Pascual Latorre, le han ayudado. No en vano, el alcalde ha denunciado la situación desde un principio e incluso para presionar a Educación contrató un taxi, a razón de 90 euros diarios y con cargo a Educación, para que a partir de enero trasladara a las pequeñas al colegio cada día. Solo se utilizó el lunes.

La consejería de Educación decidió finalmente desdoblar una de las líneas de transporte que van hasta el Colegio Rural Agrupado (CRA) de Angüés para incluir en el trayecto Santa Cilia de Panzano. El primer edil se muestra satisfecho pero criticó que "si se ha hecho ahora, se podría haber hecho también antes. No entiendo el porqué de este retraso".

Sin embargo, el director provincial de Educación, Guillermo Iturbe, dijo que la nueva medida ha llegado lo más rápido posible. "Cuando se escolarizaron las niñas, las rutas estaban diseñadas y adjudicadas desde hacía cuatro meses. Los trámites administrativos llevan su tiempo porque la anterior concesionaria tenía que ceder parte de la ruta y luego sacar el trayecto a concurso", matizó.

Aseguró que dos empresas pujaron por la ruta y que finalmente se le otorgó a una de ellas. Que comenzara a funcionar el segundo día tras las vacaciones navideñas, comentó, también tiene su explicación: "Había que avisar a los padres y al colegio. Se les advirtió el lunes de las nuevas rutas y así comenzar a funcionar ayer", dijo.

Etiquetas