Despliega el menú
Huesca

EDUCACIÓN

Un autobús recoge desde hoy a dos niñas que no podían ir a diario a la escuela de Angüés por falta de transporte

Educación ha accedido a desdoblar una ruta para transportar a las alumnas de 5 y 7 años de Santa Cilia de Panzano, que llevaban más de un mes sin asistir regularmente a clase.

Tras dos meses de lucha, un autobús escolar recogerá hoy por primera vez a dos niñas de 5 y 7 años de Santa Cilia de Panzano para alcanzarlas hasta el Colegio Rural Agrupado de Angüés, al que no han podido asistir a diario por falta de transporte escolar. Desde mediados de noviembre que llegaron a vivir a la localidad situada en la Sierra de Guara, Sofía y Amina solo han ido al colegio cuando una amiga de su madre o algún vecino de una población de una docena de habitantes podía llevarlas.

El Ayuntamiento de Casbas, tras denunciar hace un mes esta situación, ha llegado a amenazar a Educación con contratar un taxi y pasarle la factura. Días después, la solución ha llegado con el desdoblamiento de la ruta escolar existente. Sofía y Amina se incorporaron ayer al aula después de las vacaciones de Navidad, pero acudieron con un taxi pagado por el consistorio. Desde hoy, irán en el autobús con sus compañeros.

El Gobierno de Aragón inicialmente ofreció a la madre una ayuda individualizada para que ella misma las llevara hasta el centro, situado a algo más de 20 kilómetros de su casa, en lugar de modificar la ruta, ya que la normativa señala que tiene que haber un mínimo de seis alumnos. Sin embargo, la madre carece de carné de conducir y la cantidad percibida tampoco le alcanzaría para alquilar un taxi, por lo que dependía de la voluntad de los vecinos para que las niñas fueran al colegio. Cobra un subsidio de 420 euros y se trasladó desde Valencia a Santa Cilia porque le han ofrecido un trabajo para el verano y mientras le pagan el alquiler de la vivienda.

La madre de estas niñas de origen marroquí, acompañada por una amiga, acudió a los servicios sociales de la Comarca y al Ayuntamiento para que le ayudaran. Según explica el alcalde, Pascual Latorre, que desde el inicio denunció esta situación, en vista de que la solución no llegaba, el pasado 30 de diciembre enviaron una carta a la dirección provincial de Educación en la que les decían que iban a contratar un taxi para las niñas, a razón de 90 euros diarios, pero que la factura les llegaría a ellos.

La respuesta que les dio Educación es que se desdoblaría la rutas del Colegio Rural Agrupado de Angüés, de forma que un mismo autobús recogerá a estas niñas y después pasará por Ibieca. Según indican desde el departamento, el inicio de un nuevo presupuesto ha permitido el cambio.

Etiquetas