Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Gilvan regresa mañana

El brasileño aterrizará en Madrid y por la tarde se entrenará en Huesca en solitario. Lo hace una semana más tarde de lo previsto debido a problemas burocráticos.

Gilvan Gomes, en un momento del duelo con el Granada, el último que había disputado.
Gilvan regresa mañana
JAVIER BLASCO

Gilvan Gomes estará de vuelta mañana. El extremo brasileño de la Sociedad Deportiva Huesca ha soltado el nudo burocrático de los permisos de residencia y de trabajo que le impedían salir de su país tras acumular algo más de una semana de retraso con respecto a la fecha en que tenía previsto poner fin a sus vacaciones. Resueltos esos problemas, aterrizará en torno a las nueve de la mañana en el aeropuerto de Barajas (Madrid), donde le esperará un representante del club azulgrana para conducirle a la capital oscense. Por la tarde se entrenará en solitario, aunque ha seguido un plan especial estas fiestas, y al día siguiente, jueves, se reintegrará a la rutina con sus compañeros de vestuario.

Una de las piezas fundamentales en los esquemas de Onésimo Sánchez se ha perdido los compromisos con el Recreativo de Huelva y Betis; en el primero de los casos, estaba sancionado. Esta situación, unida a la lejanía de su destino de vacaciones y tierra natal, propició que Gilvan dispusiese en principio de seis días más de asueto que el resto de futbolistas -que retornaron el 27 de diciembre-, con la salvedad del serbio Lukic, que regresó esa misma semana. El carioca lo hará, pues, unos nueve días después de lo esperado.

El gerente del club, Raúl Ojeda, se reafirmaba ayer en que se contaba con el posible retraso de Gilvan en su vuelta a España, y que era muy difícil sobreponerse a las trabas de la burocracia, además, en las fechas navideñas y las consecuentes jornadas festivas. Gilvan acudió el 28 de diciembre al consulado de España en Brasil una vez cumplidos los trámites que se le exigían para renovar los permisos de residencia y trabajo en nuestro país, con los documentos en la mano.

Después, se estaba pendiente de la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores, que debía dar su conformidad. El club contactó con el consulado el 30 de diciembre, y la documentación ya se había remitido a través de Internet del consulado al ministerio. También se mantuvo un encuentro con la subdelegación del Gobierno en Huesca para que porfiara en favor de esta causa. El Huesca y el futbolista se declararon desde el primer momento "ajenos" a este problema, aunque conscientes de que el plazo de 15 días para que estos pasos den su fruto aparecía enmarcado en unas fechas complicadas por varias festividades y, por tanto, días inhábiles.

Ayer, por fin, estuvo lista toda la documentación. Gilvan reside en la localidad de Pinheiros, a unas cinco horas del lugar a donde debía desplazarse para llevar a cabo todos los imperativos. Ahora, los técnicos deberán valorar si está a punto para entrar en la convocatoria para el encuentro de Valladolid.

Etiquetas