Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La estructura del planetario ya está levantada pero el fin de la obra se retrasará hasta marzo

El objetivo de inaugurar el centro de Walqa en primavera se mantiene aunque la lluvia ha ralentizado los trabajos.

La estructura del planetario ya está levantada pero el fin de la obra se retrasará hasta marzo
La estructura del planetario ya está levantada pero el fin de la obra se retrasará hasta marzo
JAVIER BLASCO

La gran cúpula para observar el firmamento del primer planetario de Aragón que se construye en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca ya tiene forma. La estructura metálica del 'gran ojo' que imaginaron sus arquitectos, en torno al cual giran el resto de las estancias del futuro observatorio oscense, sobrevuela también por encima de la cúpula. El armazón ya está prácticamente colocado aunque con un ligero retraso en la construcción provocado por el mal tiempo.

Con un ajustado plazo de ejecución de seis meses, los trabajos comenzaron en la segunda quincena de agosto y, aunque estaba previsto que estuviera acabado en febrero, finalmente se prevé que no será hasta marzo de este año cuando se entregue la obra. No obstante, la constructora sigue a expensas de que el tiempo atmosférico le permita cumplir los plazos, según informan desde el departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón como promotor del proyecto a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF).

De hecho, como se puede apreciar en la imagen, estos días los trabajadores de la empresa constructora Alanta S. L., con sede en Barbastro, avanzan en las obras sobre un suelo completamente embarrado. Los turnos se prolongan hasta bien avanzada la tarde para poder cumplir los objetivos iniciales de inaugurar el centro en primavera.

Sesenta y seis plazas para volar

El resultado será un edificio de 1.527 metros cuadrados diseñado como un 'gran ojo' o más bien un gran catalejo que mira a la autovía A-23 entre Zaragoza y Huesca. Es la forma que le da la estructura que se recubrirá con revestimientos metálicos, de manera que la terminación del edificio será muy sencilla. El planetario se sitúa en una parcela de 5.347 metros ubicada detrás del edificio de la cafetería principal del Parque Tecnológico, junto a un gran aparcamiento. La inversión total, entre el coste de la construcción y la adquisición del solar, es de 2,5 millones de euros, que costea íntegramente el IAF.

La "estrella" del planetario será esa gran cúpula interior que permitirá conocer el firmamento desde una platea con capacidad para 66 usuarios. Desde ese asiento, se podrán tomar viajes simulados a otras galaxias que se proyectarán sobre los 10 metros de diámetro de la cúpula que servirá de pantalla. Aunque el planetario será el centro, también servirá como observatorio. Por ello, el edificio se completa con una gran plaza al aire libre para realizar actividades.

El equipamiento

De forma paralela, también se trabaja en el equipamiento interior, que se licitó casi a mediados de noviembre por medio millón de euros. Precisamente es la cúpula uno de los elementos que se incluye en el pliego para poder proyectar imágenes de alta calidad. También se va a adquirir un generador de imágenes, varios proyectores así como un sistema de audio. Ahora, se está en trámites de acabar de comprar todo el material que se colocará una vez que terminen las obras del edificio.

Pero no todo es tecnología. Esta servirá para dar soporte a las ideas que ya tiene la Agrupación Astronómica de Huesca que es la impulsora de este planetario que construye el Instituto Aragonés de Fomento. De hecho, su presidente, Alberto Solanes, que visitó las obras hace unos días está "muy satisfecho" con el ritmo que lleva la construcción del edificio, que se puede seguir a través de una 'web-cam' en la página web de la agrupación. Según explica, será después de las fiestas navideñas cuando decidirán finalmente los contenidos del centro así como el modelo de gestión.

Como promotores del planetario, la Agrupación Astronómica tendrá mucho que aportar. En estos momentos, ya son casi 500 socios, entre los que hay un grupo muy especial: el club junior donde se forma a los más pequeños. Y es que el planetario no solo quiere ser un lugar de encuentro para científicos sino sobre todo un espacio para la divulgación. Será el primer observatorio de estas características de Aragón por lo que esperan atraer a unos 15.000 espectadores al año.

Etiquetas