Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOGÍSTICA

La plataforma Plhus abre la quinta empresa

La plataforma de Huesca recibe al primer concesionario, aunque la crisis mantiene paralizada la Ciudad del Motor.

El concesionario de Nissan ha abierto sus puertas esta semana en la plataforma logística.
La plataforma Plhus abre la quinta empresa
RAFAEL GOBANTES

Los empresarios oscenses vieron en su día en la Plataforma Logística de Huesca (Plhus) la oportunidad perfecta para poder ampliar o abrir nuevos negocios ante la falta de suelo industrial en la ciudad. Sin embargo, dos años después de ser inaugurada tras una inversión de 52 millones, la crisis ha paralizado la inmensa mayoría de esas aspiraciones empresariales. Según los últimos datos del Gobierno de Aragón, el 83% del suelo (552.955 metros cuadrados) continúa libre al irse al traste 23 operaciones de venta.

En principio, el sector del motor se había fijado en la plataforma para crear en ella una pequeña Ciudad del Motor que agrupara a las marcas de automóviles de la ciudad, pero casi todas las franquicias que han comprado o reservado suelo han suspendido 'sine die' su implantación. Desde la Asociación de Talleres de Vehículos reconocieron ayer que "las inversiones están ralentizadas y con la que está cayendo, de la gente que en un principio estaba dispuesta a trasladarse, hay algunos que seguramente no irán y otros que en lugar de hacerlo en 3 años, tardarán 5 o 6". Además, creen que aunque sea el polígono del futuro, "a corto plazo no es un sitio atractivo por los malos accesos".

No obstante, este inicio de año ha traído un 'regalo de Reyes' para Plhus, la apertura del primer concesionario de vehículos correspondiente a la firma Nissan, que se convierte así en la quinta empresa que se instala tras Decathlon, Transportes Betés, EDIT y BigMat. Su propietario, Pedro Morera, explicó ayer que los 9 trabajadores de la firma 'aterrizaron' en la plataforma el pasado lunes "aunque todavía estamos compartiendo la actividad con pequeños retoques que nos quedan para terminar la obra". En su caso, ha sido un traslado ya que hasta ahora ocupaban unas naves en la entrada de Huesca desde la N-240.

La mejora ha sido sustancial ya que disponen de 2.000 metros cuadrados (500 más) y además en propiedad ya que las anteriores eran alquiladas. Su propietario admitió que quizá no es el mejor momento económico para afrontar un proyecto así, "pero nosotros teníamos que hacerlo porque ahora podremos dar mejor servicio". Además, está convencido de que "es un polígono con mucho futuro porque tiene todas las infraestructuras". Por ello, también espera que otros concesionarios "se muevan hacia aquí en breve".

Mientras, el Grupo Cabrero compró en Plhus una superficie de 6.500 metros cuadrados que, en principio, se destinarán a su nueva concesión de BMW. "Nosotros vamos a ir, lo que no sé es si será en un año, en dos o en tres porque de momento la propia marca ha suspendido todos los proyectos de nuevas instalaciones por la crisis", recalca su gerente, Víctor Cabrero, quien apuesta claramente por la 'Ciudad del Motor'. "Esto del negocio de la automoción tendría que ser como los bares, que cuando salieras de un concesionario entraras al de al lado para ver si hay algo diferente que te pudiera interesar", opina.

"El acceso es tercermundistas"

El Grupo Cabrero considera, además, que estas nueva zona industrial es "muy atractiva" porque les permitirá ampliar el espacio de venta, "que es muy importante en el mundo de la automoción", y porque va a tener unos servicios "que no tienen ningún otro polígono". Por ello, restan importancia al inconveniente de la distancia. "Nosotros siempre hemos estado fuera de los cascos urbanos y lo hemos llevado muy bien". Eso no quita, no obstante, para que Víctor Cabrero reclame una urgente mejora de la señalización y de los accesos "porque son tercermundistas y el que viene de fuera de Huesca no sabe llegar porque no hay información".

Entre la media docena de concesionarios que en un principio manifestaron su interés por trasladarse a Plhus estaba también Usamóvil (Chrysler, Jeep y Dodge). Fuentes de la empresa señalaron ayer que "al principio se pensó en que todos los concesionarios de Huesca nos trasladáramos allí, pero la realidad económica ha sido otra y nuestros planes se han paralizado".

Similar es la situación de Autocuatro, concesionario de Renault. Uno de sus responsables, Marcos Bistuer, indicó que por ahora solo han realizado pagos para la reserva de 8.000 metros cuadrados. "Tenemos una opción de compra pero habrá que ver cómo evoluciona estos años la plataforma", aclaró. Piensa que el "futuro" industrial de Huesca es sin duda Plhus, "pero si abrieran el acceso directo que hay por detrás avanzaría más rápido seguro porque estaría más cerca de la ciudad".

"No es momento de invertir"

La empresa Motor 2002 (Mercedes) cierra la lista de concesionarios interesados en la plataforma logística. En su caso, mantienen una reserva de suelo de 10.000 metros (el triple de su superficie actual) "pero no es momento de hacer inversiones ahora, sino de aguantar el tirón con lo que tenemos y a ver si esto mejora", admitió Javier Charte. En este sentido, explicó que sus planes de trasladado han cambiado. "Ya no tenemos la necesidad de espacio como antes y también porque las ventas han bajado y ahora es difícil amortizar una inversión", dijo.

Etiquetas