Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

"El Huesca es como mi casa"

Rigo fue presentado ayer como jugador del Huesca en la que es la segunda etapa del defensa en el club azulgrana.

Rigo, en el centro de la imagen, entre el presidente y el gerente del club azulgrana.
"El Huesca es como mi casa"
FERNANDO PAúLES

Consciente de que no hay muchas oportunidades en un mundo como el fútbol donde los errores pasan dolorosas facturas, Baltasar Rigo vuelve a tener una segunda oportunidad en el Huesca. Ayer, fue presentado oficialmente como jugador azulgrana escoltado por el presidente del club, Fernando Losfablos, y el gerente de la entidad, Raúl Ojeda.

Nadie pone en duda la calidad del defensa, ya que en sus botas atesora fútbol de kilates. Su fichaje es el primer refuerzo de un Huesca necesitado de apuntalar sus líneas y preludio de nuevas incorporaciones. Y la primera es la de Rigo. El dorsal 18 del club azulgrana aseguró ayer que vuelve más fuerte como jugador y como persona. Se fue del Huesca, lastrado por una lesión de rodilla, para recobrar fuerzas y tomar impulso. De Segunda viajó al filial de Almería, en Tercera, tuvo ficha luego con el primer equipo, alcanzó un acuerdo de rescisión de contrato y regresó a Huesca con el que ya entrena y está a lo que Onésimo disponga.

En su presentación, el presidente de la entidad azulgrana no pudo ser más claro: "A ver si como dice él ha madurado como persona y como futbolista para que su trabajo dé sus frutos y ayude al equipo". El guante lo recogió Rigo sin problemas. "Huesca es como mi casa. Vengo con muchas ganas y creo que he mejorado en todo", dijo con esa cara de pillo que siempre le acompaña.

Rigo reconoció que con el Huesca "tenía una espinita", por lo que desde el primer día que el club se puso en contacto con él para su reingreso en el club "tuve intención de volver". Las dos partes sellaron el acuerdo para lo que resta de temporada, "y tengo muchas ganas ya de empezar". El central subrayó que en la lejanía siempre ha estado pendiente del equipo. "Aunque me fui, siempre he seguido al Huesca", indicó.

Además de madurar como persona, el central ha crecido como jugador y en todas las facetas. La experiencia que ha tenido en Almería, recalcó, le sirvió para asentarse. "En el filial tuve muchos minutos para coger confianza y para recuperarme de la lesión de rodilla. Y el hecho de estar entrenando con la primera plantilla durante medio año, aunque tan solo tuve un partido en Primera, me ha servido de mucho, porque estar con gente de ese nivel ayuda mucho", insistió.

El defensa, también tuvo palabras de elogio para las infraestructuras de las que se está dotando la SD Huesca. De hecho llegó con el aparcamiento del estadio ocupado por la estructura que va a mejorar la tribuna, la calidad del prado donde se desenvolverá no le sorprendió ya que es una obsesión del club que el terreno de juego esté impecable, y del nuevo campo de entrenamiento solo tuvo palabras de elogio. "Se ve que el club está avanzando todos los días", señaló.

El vestuario sigue conservando a 'viejos' roqueros con los que ya compartió confidencias y el defensa espera que pronto sea uno más en un equipo "bueno en el que debemos luchar por salvarnos". "Vengo para sumar y para que el Huesca esté un año más en Segunda División", subrayó.

Raúl Ojeda, por su parte, señaló que el club sigue trabajando en la incorporación de nuevos jugadores, aunque no escondió que el mercado está muy difícil, porque los futbolistas codiciados tienen contrato en vigor y son varios clubes los que apuestan por el mismo tipo de pelotero. La esperanza, en palabras de Ojeda es que "creemos que el Huesca está en mejor disposición que en años anteriores y vamos a ver si somos capaces de firmar incorporaciones que vengan a sumar".

Etiquetas