Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Navarro pide al equipo más dureza y chispa

El Lobe Huesca, que volvió ayer a los entrenamientos, recupera a Zengotitabengoa y podría contar con Brown para cerrar el año contra La Palma, en Canarias, este miércoles.

Pelear hasta la extenuación por el control del balón. Navarro quiere más intensidad defensiva de sus jugadores. En la imagen, entrenamiento en el Parque.
Navarro pide al equipo más dureza y chispa
RAFAEL GABONéS

Es el equipo que más canastas consigue de la LEB Oro y se encuentra colgado de la brocha en la clasificación. El Peñas cerrará el año en Canarias, contra La Palma y como el calendario no da tregua, la escuadra de Ángel Navarro volvió ayer a los entrenamientos en doble sesión. Ayer lo hizo en el viejo pabellón, donde las instrucciones de Navarro resonaban con la fuerza de un sargento de la Legión.Ángel Navarro recupera a Asier Zengotitabengoa, que ayer se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros, e incluso puede que Howard Brown, también esté listo para el día 29. El americano bota la bola, y cuando sus compañeros descansan de los entrenos practica los lanzamientos a canasta. Bonds y Johnson siguen en su particular proceso de recuperación y con el cuerpo técnico, directiva y afición esperando que acorten los plazos para estar cuanto antes echando una mano al equipo. La recuperación del alero vasco, sin duda, se trata de una buena noticia para un equipo que necesita del concurso de todos sus jugadores para firmar buenos partidos.

Pero Navarro quiere más. Quiere que su equipo deje de ser, sobre todo, correcto. En otras palabras, que se ponga las pinturas de guerra en cada encuentra para frenar a los rivales. Tras el entrenamiento de ayer tarde lo explicaba así: "Sería necesario jugar un poco más duro y eso significa evitar que el rival vaya a por un rebote ofensivo, significa intentar robar muchos más balones, poner más tapones, ser un poquito más duros significa tirarte por el suelo muchas más veces. Y esto es dureza, deseo y un poquito más de energía".

Ángel Navarro está conforme con el trabajo del colectivo, aunque reconoce que necesita una cierta dosis de chispa para cambiar el signo de un encuentro. Su análisis es que los partidos se solucionan "con tres rebotes de ataque y un par de penetraciones. Esto significa 10 puntos y menos para el equipo contrario".

Del próximo rival en Liga mantiene una sensación de igualdad. Se aparta de su plantilla y recalca que al final "son cinco contra cinco. Es un equipo con buenos jugadores, que comenzó bien, pero que lleva varias derrotas consecutivas. Lo importante es que tenemos que pensar mucho en nosotros", recalca. En esta línea, Navarro subraya la importancia de que el equipo encuentre su propia personalidad de juego y no solo en el ataque, también en defensa. "Nuestro equipo es correcto y necesita del concurso de todos. Para ganar necesitamos salir de esa situación en la que nos encontramos, que somos buenos chicos", subraya Navarro.

Etiquetas