Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TRIBUNALES

Torres declara durante tres horas en el TSJA por presunta prevaricación

El lunes explicarán su actuación al juez, también como imputados, un ex secretario y un ex edil del PAR, como ya hizo la actual alcaldesa de Sariñena.

Tres horas declaración ante el juez. El ex alcalde de Sariñena y presidente del PP provincia, Antonio Torres, declaró ayer entre las 10.00 y las 13.00 en la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) como imputado por tres presuntos delitos de prevaricación, desobediencia judicial y falsedad documental como consecuencia de una querella criminal presentada por un vecino de Sariñena por la concesión de una licencia para una explotación porcina.

Pero no es el único, ya que el demandante, con cinco fallos judiciales a su favor desde el año 2005, también se ha querellado contra la actual alcaldesa de Sariñena, Lorena Canales (PSOE), el ex secretario municipal, Pedro Martínez, y el ex concejal del PAR, Rafael Alastrué.

Al igual que Torres hizo ayer, Canales ya declaró el pasado miércoles, puesto que se trata de un conflicto por una licencia que comenzó en el mandato como alcalde de Antonio Torres (2003-07) y que continúa sin resolución.

El diputado autonómico, que declaró en el TSJA por su condición de aforado, manifestó ayer que prefería no hacer declaraciones hasta que no hubiera una resolución del juez.

La instrucción, desde que se presentara la querella en septiembre, ha sido rápida pero todavía pasarán unos días hasta que el juez decida. De hecho, aún tienen que declarar el próximo lunes el ex secretario y el ex concejal, porque durante parte de este mandato este edil asumió las competencias de Urbanismo.

Por su parte, el demandante tiene ya cinco sentencias a su favor en seis años de pleitos para conseguir la ampliación de una licencia que solicitó en 2001 para un tipo de explotación y que quiso modificar más adelante, en el año 2003.

Sin embargo, sin revisar su licencia, se le concedió mientras tanto a un vecino, por lo que ya no se cumple la distancia mínima. En 2005, una sentencia de los tribunales exigía al Ayuntamiento de Sariñena que reiniciara el proceso pero este vecino denuncia que el Ayuntamiento no ha cumplido. Su nave sigue sin construir.

Etiquetas