Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

DELINCUENCIA

Alerta en Huesca por una oleada de robos en pisos para conseguir dinero y joyas

La Policía Nacional pide la colaboración vecinal para detener a los autores, que podrían pertenecer a una banda del Este.

Un cartel alerta a los vecinos de un bloque del Polígono 24 de Huesca de los hurtos en garajes.
Alerta en Huesca por una oleada de robos en pisos para conseguir dinero y joyas
JAVIER BLASCO

Buscan dinero y joyas. Arrancan la cerradura y en solo unos minutos desvalijan el piso sin dejar huellas. No se entera nadie hasta que el dueño regresa a casa y se encuentra la puerta abierta. Son algunas de las coincidencias de varios robos en viviendas, principalmente en áticos y pisos altos, que se han denunciado en las últimas semanas en Huesca. La Policía Nacional busca a una banda que por su 'modus operandi' podría proceder de países de Este.

Al mismo tiempo, los cuerpos de seguridad solicitan la colaboración ciudadana para acabar con estos delitos que han generado alarma en la ciudad. Por un lado, animan a que cualquier vecino que detecte algo sospechoso en un inmueble que llame de inmediato al 091. En el caso de que recuerden alguna situación extraña de hace unos días, piden que se explique a la Policía Judicial (974 23 88 30 o 974 23 88 25).

Además de los robos en los pisos, también se han registrado en garajes comunitarios donde han roto las lunas de los coches para sustraer los objetos de su interior. De hecho, en algún inmueble, como en un bloque de protección oficial del Polígono 24, se han colocado carteles para que los vecinos extremen las precauciones de seguridad en los garajes.

En cuestión de minutos

No actúan por la noche. Aprovechando los horarios laborales y a plena luz del día acceden a los inmuebles, la mayoría situados en los pisos más altos, donde el trasiego de vecinos es menor y quizá donde podrían llegar a paralizar el ascensor para evitar que los atraparan in fraganti. La mañana del martes accedieron al ático de un inmueble situado en la zona de Doctor Artero. Solo robaron en ese piso, pero días antes llegaron a desvalijar hasta cuatro áticos-dúplex de un mismo rellano en un inmueble del paseo de Ramón y Cajal. Según las estimaciones de la policía, en el primer caso pudieron hacerlo en menos de 5 minutos y en unos 20 en el de los cuatro pisos.

Dinero, joyas y algún aparato electrónico de alta gama y pequeño tamaño que pueden llevarse sin llamar la atención. Nada de televisores de pantalla plana y ni tan siquiera ordenadores portátiles. Eso es lo que buscan y lo que se llevaron de estos cuatro áticos. Casualmente, y es lo que llamó la atención de los propietarios, en esta planta solo se salvó uno, que se anunciaba para alquilar desde hacía unos días. Por ello, estiman que la banda controla las rutinas de los propietarios.

En este caso, todos los propietarios se hallaban fuera de casa. El primero que llegó pasadas las 13.00 entró por la puerta del piso de abajo del dúplex pero al subir se encontró con que los accesos del rellano de arriba de las cuatro viviendas estaban abiertos. No destrozan el piso, o mejor dicho, lo justo para lograr su objetivo: las joyas y el dinero. Por ello, una de las estancias adonde acuden en primer lugar es el dormitorio principal, seguido del salón y los despachos en caso de que existan. Sin embargo, las habitaciones de los niños ni las tocan.

Los propietarios han echado en falta joyeros completos donde en muchos casos más que el valor económico del oro atesoran joyas de gran valor sentimental. Desde el anillo de compromiso hasta la medalla del bautizo del niño que ya han dado por perdida.

Cerraduras arrancadas

Las cerraduras las arrancan de cuajo con unas tenazas y, a veces, incluso la mirilla, donde en algún caso se ha encontrado una marca de la oreja. Quizá aprovechan el agujero para escuchar y cerciorarse de que no hay nadie en el interior. En el caso de estos cuatro áticos de Ramón y Cajal, se han solicitado las cámaras de grabación de los comercios próximos para intentar localizar a los autores. Por otro lado, un vecino de la zona apuntó a la Policía Nacional que había visto a varias personas merodear por delante del portal, quizá para avisar de la llegada de alguno de los propietarios de las viviendas asaltadas.

Pero este no ha sido el único inmueble que ha sido robado en los últimos días en la capital oscense. Otra vivienda, también situada en los pisos más altos de un bloque de Martínez de Velasco, fue abierta recientemente con el mismo objetivo: conseguir dinero y joyas. Los ladrones también fijaron su mirada en un noveno piso de un bloque de la calle de avenida de Los Danzantes, al que también accedieron sin que se enterara ningún vecino.

También en Almudévar se registró hace unos días un robo que no se relaciona con los casos de la capital. Los ladrones se llevaron en lampadario de la ermita de Virgen de la Corona para conseguir la recaudación.

La Policía Nacional informa, a través de la subdelegación del Gobierno en Huesca, de que existe un dispositivo de prevención de robos en la comisaría provincial, que trabaja para acabar con esta oleada de robos. Según ha podido saber este diario, se ha reforzado la seguridad incluso con agentes procedentes de la comisaría de Jaca. No obstante, desde la Policía Nacional aseguran que ha habido otras épocas en la ciudad con un mayor número de robos que ahora.

Etiquetas