Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FÚTBOL

"Los números del Huesca son los mejores del fútbol profesional"

El asesor jurídico del club dice que la ratio de endeudamiento es la menor de Primera y Segunda División, así como la de beneficios con facturación. El que fuera presidente azulgrana admira el trabajo de los actuales rectores y cree en su continuidad a largo plazo.

Javier Tebas, a la derecha de la imagen, saluda al presidente del Huesca, Fernando Losfablos, en la junta de accionistas del pasado lunes.
"Los números del Huesca son los mejores del fútbol profesional"
J. BLASCO

Ya no es vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional, aunque está en la Comisión Delegada de la LFP, en representación del Mallorca. Abogado oscense, ex presidente de la Sociedad Deportiva Huesca y desde hace un año asesor jurídico del club azulgrana, Javier Tebas vuelve a estar muy cerca del equipo de su ciudad, del que también es accionista.

En la junta del pasado lunes quedó patente la cercanía de este experto en burocracia del fútbol de elite con los rectores del Huesca. "Mi implicación va hasta donde me solicita el Consejo", reconoce Tebas. "Me consultan cuestiones jurídicas sobre las complicaciones que surgen, temas institucionales relacionados con la Liga, etcétera", añade este gestor, que se encuentra en plena mediación en el conflicto del posible plante de futbolistas para la jornada del 2 de enero, auspiciado por el sindicato de jugadores (AFE). "Me llaman para todos los ajos", asegura. Hoy a las nueve de la mañana retoma este asunto.

Desde su experiencia, Tebas trata de orientar al Huesca en un mundo de despachos que le es ajeno. "Abogué para que el Huesca estuviese en la Comisión Delegada porque creíamos que era importante. El resto de las cosas las hacen suficientemente bien como para que yo no tenga que asesorarles u opinar".

El poder de la comparación

Con el presupuesto que tiene el club y una ciudad que da de sí lo que da de sí en el capítulo de ingresos, Tebas también califica de "milagroso" lo que está consiguiendo el Huesca. "Solo hay que comparar con los otros 41 equipos de Primera y Segunda. Con tres años de bagaje, hay base suficiente para opinar de sus números. La ratio de endeudamiento es la menor del fútbol profesional, la de beneficios con facturación es la mayor, la de caja-presupuesto a 30 de junio es la más alta? Este último dato, si lo extrapolásemos al Real Madrid, sería como si ellos tuvieran en caja 130 millones de euros. Eso demuestra la solvencia de la entidad azulgrana".

Habrá quien piense que Tebas puede actuar movido por la nostalgia o, si cabe, por cierto sentimiento de culpa tras el endeudamiento que se generó bajo su presidencia, hace más de dos décadas. "Siempre hay nostalgia cuando ayudas a una entidad a la que le tienes tanto cariño".

"Sobre aquella deuda -sigue- habría mucho que hablar. Yo he perdonado más de 300.000 euros a la SD Huesca. Las cosas hay que juzgarlas sabiendo cómo estaban cuando se entra y cuando se sale. En el fútbol se olvidan muy pronto las cosas. Hay que evitar que eso nos ocurra ahora".

El gestor oscense, cuyo despacho profesional se mueve entre Huesca, Zaragoza, Madrid y Buenos Aires, admite que siente "una sana envidia de lo que se está viviendo ahora. Ascender es complicado, mantenerse también y esas cosas no vienen de casualidad. Hay que felicitar a la gente que lo está haciendo, con una osadía importante. Me encanta ir al Alcoraz y ver las reformas que se están acometiendo. Tenemos un campo pequeño pero coqueto y muy digno".

¿Qué tienen los gestores de ahora que no tenían los de su época? Tebas ciñe su argumento al "acierto a la hora de fichar más que al dinero". Y habla también de un pequeño porcentaje de "suerte". "El fútbol desde fuera se ve muy fácil, pero no lo es".

Inversiones que permanencen

La fe que muestra en los gestores actuales le hace percibir continuidad en el proyecto. Relativiza el hecho de un hipotético descenso. "Bajar de categoría no sería una desgracia. Tener la capacidad de invertir beneficios en reformar nuestro campo o en una ciudad deportiva es muy importante. Y esas cosas permanecen. Además, cuando se baja hay unas importantes ayudas que permiten tener un equipo muy competitivo para intentar volver a subir al año siguiente".

"Hay que acostumbrarse a mirar a medio o largo plazo -insiste Tebas-. Si el Huesca desciende no muere. Por ejemplo, el campo nuevo es una realidad impensable ahora, pero quizá no dentro de diez años. Hasta entonces tenemos una instalación muy digna. Lo mismo digo de la opción de ir creando una ciudad deportiva. El Huesca es historia y no depende de su categoría, sino de lo que quieran sus accionistas y sus aficionados. A los hijos se les quiere si son buenos o malos deportistas y si son buenos o malos estudiantes. Al Huesca lo querremos siempre esté donde esté y eso es lo que hay que cuidar".

Su salida de la Liga de Fútbol Profesional, aunque siga muy vinculado a los movimientos que giran en torno a este organismo, tiene una explicación sencilla a su juicio. "No me presenté a la reelección entre otras razones porque pienso que no se puede estar más de ocho años en un cargo. Tampoco estaba de acuerdo con la línea de actuación que seguía el presidente de la Liga -José Luis Astiazarán-. Los cargos no están para tomar copas y divertirse. Si uno se equivoca lo que tiene que hacer es marcharse a su casa", sentenció.

Etiquetas