Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Príncipes del empate

El Huesca ha igualado en nueve partidos de 17. Solo le supera el Recreativo, con diez.

Roberto recrimina una acción al central Mainz durante el partido del pasado sábado frente al Granada en El Alcoraz.
Príncipes del empate
JAVIER BLASCO

El Huesca ha llegado al parón navideño al borde del descenso, solo un punto por encima del Albacete, que es el equipo que delimita esa franja. De hecho, si los de Onésimo hubiesen perdido ante el Granada, habrían caído a los puestos de la 'quema' por tener peor diferencia de goles que los manchegos. Por repetitivo que suene decirlo, la falta de acierto ante la portería contraria es la gran merma del conjunto azulgrana, el defecto que le impide sacar mayor rendimiento a un juego normalmente muy aseado.Esa ausencia de definición, contrarrestada por un trabajo defensivo excelente y un gran portero como es Andrés, provoca que la equis sea el signo al que se ha abonado el cuadro azulgrana. Nueve empates de 17 encuentros supone firmar tablas en uno de cada dos partidos.

Especialmente significativo resulta que, de esas nueve veces que ha compartido un punto con su oponente, siete hayan sido con el cero a cero en el marcador. No deben abundar los ejemplos de equipos que hayan repetido tantas veces ese resultado en tan poco tiempo.

Estas claves son las que ayudan a entender cómo, a pesar de un dato tan positivo como haber perdido solo un encuentro de los últimos once, el Huesca sigue anclado a la zona baja de la clasificación cuando restan cuatro partidos para la conclusión de la primera vuelta.

Para estar en el camino correcto, al equipo azulgrana le convendría sumar al menos siete puntos de los doce siguientes y alcanzar así el ecuador del campeonato con 25, cifra que se considera la mitad de la salvación.

Los rivales que le esperan tras el parón navideño son de perfil muy diferente: primero llega la visita a un Recreativo que aspiraba a estar más arriba, pero que al menos ha conseguido enderezar su pésimo inicio desde que cambió de entrenador; a continuación aparece en Huesca un Betis que se sale, con Rubén Castro en estado de gracia; después habrá que acudir al Nuevo José Zorrilla de Valladolid, donde no viven momentos muy boyantes tras empezar con fuerza y luego decaer, con cese de técnico incluido; y el final del primer tramo liguero será en El Alcoraz contra el Albacete de Antonio Calderón, que el sábado salvó su cabeza con una victoria en el campo del Numancia.

Dada la igualdad de la categoría, y si exceptuamos el Betis que está rindiendo de forma sobresaliente, el resto de los partidos pueden ser tan asequibles como cualquier otro.

Nivel de juego

Lo que no admite mucha discusión es que el equipo ha crecido como bloque. Hace tiempo que no aparecen las vías de agua del inicio. Se controla buena parte de los partidos (la segunda mitad de Villarreal fue una excepción) y se compite de igual a igual con el contrario. Sin ser un fútbol exquisito -¿quién lo practica hoy día?-, el equipo oscense ha hecho méritos para llevar algún punto más si no existiera esa alarmante falta de destreza en el remate.

Precisamente con el Recreativo y el Tenerife, el Huesca forma la 'trilogía' de equipos menos goleadores de la categoría, que suman hasta el momento 12 goles en las 17 jornadas celebradas.

J. G.

Etiquetas