Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NUEVA LEGISLACIÓN

Un bar de Padre Huesca pide una terraza cubierta para sortear la ley antitabaco

El Ayuntamiento analiza cómo atender esta solicitud sin menoscabar los derechos de los peatones, la seguridad vial y futuras peticiones.

Fotografía de archivo de la calle de Padre Huesca, donde abundan los veladores en verano.
Un bar de Padre Huesca pide una terraza cubierta para sortear la ley antitabaco
R. GOBANTES

La nueva ley antitabaco que entrará en vigor el 2 de enero de 2011 y que recoge la prohibición de fumar en todos los locales de uso público cerrados, incluidos bares y cafeterías, ha obligado a los hosteleros a movilizarse y a buscar soluciones para sortear la restricción. El Ayuntamiento de Huesca ha recibido ya la primera solicitud para construir una terraza semicerrada desde uno de los establecimientos de la calle de Padre Huesca, céntrica zona en la que proliferan los veladores durante el verano.

La nueva ley reduce al mínimo los espacios para los fumadores y en establecimientos hosteleros plantea como única opción para estos terrazas que dispongan de toldos o paramentos con, como máximo, dos paredes y techo, es decir un lugar semicerrado que posibilite una gran corriente de aire para contrarrestar el humo.

La petición del bar de Padre Huesca centró ayer el debate de la comisión de Urbanismo, que decidió aplazar su decisión ante la complejidad de la respuesta a esta solicitud. Según comentaron fuentes municipales, "se trata de conjugar los derechos de los peatones con los de todos los establecimientos de esta calle y con las medidas de seguridad vial que permitan el paso de bomberos y ambulancias en una calle que no es ancha".

Se prevé que en los próximos meses puedan llegar al ayuntamiento más solicitudes para instalar este tipo de terrazas, "que deben colocarse con garantías de derecho para todos", comentó Antonio Villacampa. El concejal del Partido Popular señaló que en esta calle pueden darse situaciones paradójicas al estar algunos bares situados justo enfrente de otro, lo que supondría una colisión de las terrazas si estas estuvieses adosadas a las fachadas de los establecimientos. Lo que sí parece que quedó claro es que estas serán removibles de manera que puedan quitarse y ponerse según la época del año.

Las condiciones que debe cumplir una instalación de estas características están recogidas en la vigente ordenanza de veladores y terrazas, que establece unos mínimos de anchura de la calle y de pasillos para los peatones y para los vehículos de emergencia a la hora de conceder una licencia de estas características.

La solicitud presentada coincide, además de con la nueva ley, con la obras para reurbanizar la calle de Padre Huesca y adyacentes, que se acometerán en breve.

Etiquetas