Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ARTE SACRO

El Museo de Barbastro exhibe ya valiosas piezas a pesar de la falta de los bienes retenidos

El centro, que se inauguró ayer, celebra jornadas de puertas abiertas para mostrar la colección de 276 piezas de la diócesis.Alcaldes de la provincia afectados por el litigio pidieron de nuevo la devolución.

El director del museo, Enrique Calvera, enseña el espacio reservado para el frontal de Tresserra.
El Museo de Barbastro exhibe ya valiosas piezas a pesar de la falta de los bienes retenidos
R. GOBANTES

Los espacios reservados para colocar 25 de las 112 piezas arte religioso retenidas en Lérida llamaron la atención de los primeros visitantes al Museo Diocesano de Barbastro-Monzón tras la inauguración que se celebró en la mañana de ayer. La sombra del litigio apareció una y otra vez en los discursos inaugurales y en el recorrido posterior pero no ocultó el valor del resto de las 276 obras de arte sacro que forman parte de la colección. Tanto la majestuosidad del remodelado Palacio Episcopal, donde se ubica el centro, como las obras de su interior, no pasaron desapercibidas para los más de doscientos asistentes entre los que destacó la presencia de alcaldes de toda la provincia y, por supuesto, de municipios afectados.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, el obispo de Barbastro-Monzón, Juan José Milián, y el alcalde de la ciudad del Vero, Antonio Cosculluela, presidieron la inauguración de un espacio en cuya rehabilitación se han invertido 10, 3 millones de euros a lo largo de los cuatro años de obras. La exposición permanente ocupa tres plantas en las que se reparten, con orden cronológico, todas las obras, muchas de ellas de gran valor procedentes de pequeñas iglesias de la diócesis.

En el recorrido inaugural, con la explicación del director Enrique Calvera, se detuvieron en piezas como el pantocrátor de Villamana del siglo XIV, una mitra de San Victorián del siglo XII o un cristo crucificado del siglo XIV de la ermita de San Marcos de Salinas de Trillo. Por supuesto, no olvidaron destacadas ausencias como la de la arqueta de Buira del XIV, el frontal de San Hilario o el frontal de Treserra del siglo XIII.

La Ribagorza es la comarca que más piezas tiene retenidas en el Museo de Lérida. Según recordaba ayer el director general de Cultura del Gobierno de Aragón y ex alcalde de Graus, Ramón Miranda, solo de los pueblos de este municipio provienen un tercio de las 112 obras en litigio con Lérida. Mientras que en torno a 60 bienes son originarios de la Ribagorza.

Entre las 25 piezas catalogadas como Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón y cuya reproducción en fotografía se exhibe en el recién inaugurado museo se encuentran dos de ellas. A Miranda, tras verlas en imágenes, le embargaba un sentimiento de asombro. "Como ha dicho el presidente Iglesias, en una sociedad democrática y en un Estado de Derecho lo razonable es que las sentencias se cumplan", apuntó.

Su sucesora en la alcaldía de Graus, María Victoria Celaya, también tomó el discurso de Iglesias como referencia al asegurar que las piezas en litigio "tienen que venir a este museo porque solo de esta manera la colección estará completa".

La Litera es otra zona castigada por el litigio ya que varias obras se encuentran en Lérida. Algunas de ellas están presentes fotografiadas en el nuevo museo. Es el caso de la parroquia de Tamarite de Litera. Su alcalde, Francisco Mateo, aseguraba que el museo de Barbastro es "magnífico, una obra de envergadura y de referencia para ser visitado dentro de la provincia de Huesca", aunque lamentaba que las obras de su pueblo "no estén expuestas, por desgracia". "Esperemos que como ha dicho el presidente vuelvan muy pronto aquí y a las parroquias", añadió.

El Cinca Medio también posee piezas en depósito en Lérida, concretamente los municipios de Monzón y Binaced-Valcarca. Ayer el alcalde de Monzón, Fernando Heras, pedía que las piezas "estuvieran expuestas" además de en el Museo de Barbastro en la subsede que se habló en su día en los bajos de la casa parroquial de Monzón. En cuanto al museo, Heras lo calificó de "magnífico" y apuntó que "ojalá que lo podamos ver en su plenitud con las 112 piezas".

Etiquetas