Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

RECONSTRUCCIÓN

El plan urbanístico prevé reservas de suelo para usos no residenciales

Se han contemplado hoteles, campines y un parque fluvial en el Ara.

El plan para reconstruir Jánovas ya está prácticamente acabado.
El plan urbanístico prevé reservas de suelo para usos no residenciales
M. P.

El plan que marcará el diseño urbanístico de Jánovas, Lavelilla y Lacort está "bastante avanzado", de manera que a principios de 2011 el Ayuntamiento de Fiscal le dará su aprobación inicial. A partir de ahí llegará el periodo de información pública y luego las autorizaciones de la administración autonómica.

El plan de reconstrucción prevé suelo para hoteles, campines e incluso un parque fluvial, porque como explica el alcalde, Manuel Larrosa, "se han generado suelos para que no sean solo pueblos que tengan vida el fin de semana. Queremos fomentar otros usos aparte del residencial".

Los arquitectos, con los que el alcalde mantuvo una reunión el viernes, también han cuidado el aspecto exterior de los edificios, intentando conservar la estética de los pueblos de montaña antes que se abandonaran. Han inventariado casa por casa, con planos y fotos antiguas que ha proporcionado Endesa. "Ves la foto de lo que era entonces y lo que queda ahora y es tremendo", comenta el alcalde. A finales de enero habrá una jornada para presentar el plan a los vecinos, similar a la que ya se celebró en septiembre para que plantearan sus propuestas.

El proceso de reversión de las tierras es paralelo a las actuaciones que deben financiar la Confederación Hidrográfica, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento, materializadas en un plan de restitución y en la redacción, a través de un proceso participativo, de los planes de urbanismo especiales de los núcleos expropiados.

El primero ya está adjudicado y hay un año para redactarlo. Los segundos van más avanzados. Del plan de Jánovas se encarga el equipo de arquitectos Cerouno, con Pablo de la Cal al frente, y del de Lavelilla y Lacort, Gerardo Molpeceres.

Un estudio encargado por el Gobierno de Aragón y la CHE calcula que recuperar la zona requerirá una inversión próxima a los 24 millones de euros, en reposición de todos los servicios básicos y distintas mejoras y equipamientos en Fiscal y en otras poblaciones del entorno.

El alcalde afirma que "los primeros procesos para dotar de vida a esos pueblos ya están en marcha, ya está la rueda circulando", pero la clave, en su opinión, es el plan de restitución. "Cuando concluya se sabrá si la reversión de los bienes ha sido o no ha sido justa. Si yo pago 20.000 euros como propietario y luego las administraciones no invierten en recuperar la zona? Y si reconstruimos la casa y no tenemos alumbrado, ni calles, ni depósitos?"

El Ayuntamiento también tiene su propio expediente de reversión. Larrosa está convencido de que "vamos a llegar a un acuerdo y no pagaremos nada", ya que se trata de bienes públicos (calles, accesos, caminos o escuelas).

Etiquetas