Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

CONSUMO

Las tiendas registran un repunte de ventas y de reparaciones de bicicletas para uso urbano

Los expertos opinan que si se extienden las limitaciones de velocidad, "el aumento progresivo de usuarios será espectacular".El precio para poner a punto una bici vieja, las más utilizadas, oscila entre 10 y 20 euros.

Lorenzo Alonso, poniendo a punto una bici en su taller de Ciclos Alonso.
Las tiendas registran un repunte de ventas y de reparaciones de bicicletas para uso urbano
JAVIER BLASCO

Ya sea por ahorrarse la gasolina, que está en precios históricos, por ponerse en forma, por una concienciación medioambiental o por una simple moda, lo cierto es que los oscenses se están acostumbrando a ver por la calle a cada vez más personas que usan la bici para ir al trabajo o para desplazarse por la ciudad. Una impresión que corroboran los responsables de las tiendas especializadas en bicicletas de Huesca, que en los últimos meses han registrado un claro repunte de las ventas y de las reparaciones.

Así lo asegura, por ejemplo, Lorenzo Alonso, propietario de Ciclos Alonso, quien reconoce que "sí que se nota que la gente está aparcando un poco el coche para volver a coger la bicicleta, muchas de ellas antiguas y que las tenían en casa o en el trastero casi olvidadas, para usarlas a diario".

Su establecimiento ha notado un incremento del trabajo con las puestas a punto. "La mayoría de la gente nos trae bicis viejas que no tocaban a lo mejor desde hace diez años para repararlas", afirma Alonso. El precio de estas revisiones puede oscilar entre 10 y 20 euros dependiendo del estado de la bicicleta y de los arreglos que necesite (frenos, engrase de cadena, presión de aire, cambios...).

Ciclos Alonso también ha observando un ligero aumento de ventas. "Hemos tenido casos de personas que se han quedado en paro y han dejado de pagar la cuota del gimnasio a cambio de volver a usar la bici para pedalear y hacer así deporte", señala.

"Si es antigua, mucho mejor"

La mayoría de las bicis que circulan por Huesca siguen siendo modelos de montaña "porque son las más polivalentes". Sin embargo, Lorenzo Alonso también resalta que poco a poco se están viendo cada vez más modelos de paseo para uso urbano, "y si es antigua, mucho mejor porque se han puesto de moda". De hecho, su tienda tenía a la venta modelos de este tipo "y todas se han vendido porque se buscan muchísimo".

Miguel Ramón Cored, dueño de Ciclos Cored, también ha observado un auge del uso de la bici como vehículo de transporte urbano "y más que va a tener en el futuro porque ahora con el invierno, parace que a la gente le da más pereza por el frío", aventura.

Por ello, valora positivamente las medidas que ha puesto en marcha el consistorio para fomentar este medio de transporte como instalar 52 aparcabicis, declarar el Casco Antiguo como Zona 20 o ampliar la red de carriles bici. "Y si siguen bajando los límite de velocidad en las calles, la gente se dará cuenta de que se llega antes en bici que en coche y el aumento progresivo de usuarios será espectacular", opina.

En su caso también se han incrementado las revisiones de bicis antiguas. "No es más que un reflejo de lo que ocurre en otras ciudades españolas y europeas donde la gente prefiere llevar una bici chatarrera que no precise de mantenimiento porque si se la roban, no pierden tanto", destaca.

La crisis, no obstante, también ha hecho que se hayan cambiado los hábitos de algunos ciclistas "porque así como antes te traían la bici por un simple pichazo, ahora muchas personas prefieren arreglarlo ellas mismos para ahorrarse ese gasto", apunta Javier Nueno, de Ciclos Nueno.

"Hace dos años era impensable"

Al igual que las tiendas de bicicletas, los miembros de la plataforma ciudadana Huesca en Bici, que llevan varios años reivindicando el fomento de este medio de transporte, también está detectando un creciente interés por las dos ruedas. "Yo voy a trabajar a las 6.00 de la mañana y veo a más de una persona yendo también en bici, lo cual hubiera sido impensable hace dos años", admite Samuel Escámez, portavoz de la plataforma, que también está observando cómo muchas bicis de montaña se están 'tunenando' para adaptarlas al uso en ciudad. "Hay gente que le ha puesto guardabarros, luz...", indica. Escámez está convencido de que esta 'fiebre' por la bici será más visible en primavera, con la llegada del buen tiempo.

Etiquetas