Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Blog - Los desastres de la guerra

por Gervasio Sánchez

BALONCESTO

Buen estreno de los nuevos

Howard Brown y Brandon Polk ofrecieron un rendimiento aceptable en la clara derrota del Lobe ante el CB Murcia.

La derrota del Lobe Huesca frente al Murcia dejó, al margen de un resultado abultado pero incontestable (76-106), el estreno de las dos últimas novedades, Howard Brown y Brandon Polk, que completaron unas actuaciones aceptables a la sombra de la máquina murciana, que dejó clara su superioridad desde el primer salto. Las dos novedades se encontraron entre lo mejor de los verdiblancos; a ellos se ha de unir la labor de un Zach Atkinson que va a más. Entre todos ellos deben hacer olvidar las ausencias de los lesionados Johnson y Bonds.

De hecho, Brown fue el máximo anotador de los peñistas con 14 puntos; Polk, el mejor valorado con 13. El primero, asimismo, anotó los dos triples que intentó. El segundo, por su parte, hizo 12 puntos, mostró un acierto del 62 % en tiros de campo (cinco de ocho) y capturó cinco rebotes. Atkinson sumó once puntos. No había mucho más que rascar ante un rival tan poderoso. Fue la derrota más amplia del año junto a la del Obradoiro en Santiago de Compostela, también por 30 puntos (94-64). En el capítulo nacional, los Asier, Aranda, Herrero y Salsón se movieron en variables aceptables. Más flojo estuvo Ventura, MVP la pasada semana.

Los de Polk y Brown son, en principio, refuerzos temporales hasta que se recuperen las piezas señaladas, pero el club se guarda la opción de que se mantengan en un plantel menguado en este momento por las ausencias y con la aportación menor, pero igualmente valiosa, de hombres como Laerke o Llorente. El equipo de Ángel Navarro ha encadenado dos derrotas que todavía le sitúan en una posición relativamente tranquila. Más preocupa la sangría defensiva. Los peñistas han recibido tanteadores por encima de los cien puntos ante el Murcia y la pasada jornada con el Clínicas Rincón (114-90). Seguramente, tendrán mucho que ver las bajas en el primer caso y la superioridad del oponente en el segundo. También, el necesario proceso de acople entre los jugadores y la inevitable nostalgia por los que, por ahora, no están. El Lobe volverá a las pistas el viernes para medirse a otro gigante, el CB León, en su pista (20.45). Los castellanos jugaron ayer contra el todopoderoso líder Obradoiro, saliendo derrotados de la pista gallega por 77 a 67. Ahora, son cuartos.

Etiquetas