Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

DEVOLUCIÓN DEL ARTE SACRO

Los obispos de Tarragona, Vic y Lérida faltarán a la cita con el nuncio en Terrassa

Fratini coincidirá con el resto de obispos catalanes tras llamarles al orden.

Tres de los diez obispos que forman parte de la Conferencia Episcopal Tarraconense causarán finalmente baja hoy en el acto convocado en Terrassa (Barcelona) en el que tiene previsto participar el nuncio del Vaticano en España, Renzo Fratini, que recientemente exigió a los prelados catalanes su apoyo explícito a la devolución de los 112 bienes sacros propiedad de Barbastro-Monzón y que se encuentran retenidos en Lérida. Precisamente uno de los que fallará a la cita será el titular de la diócesis ilerdense, Joan Piris. Tampoco acudirán el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, y el mitrado de Vic, Romà Casanova.

Sí que acudirá el arzobispo de Urgell y secretario general de la Conferencia Tarraconense, Joan Enric Vives, que estos días ha estado de viaje en Roma. Quizás allí también haya tenido ocasión de abordar el asunto de los bienes -en el que los obispos catalanes siempre han defendido los intereses de Lérida- con las más altas instancias de la Santa Sede.

En todo caso, tras la 'llamada al orden' de Fratini, es probable que el asunto salga a relucir en el encuentro que tendrá lugar hoy con motivo de la inauguración del nuevo edificio del obispado de Terrassa. Cabe recordar que, según algunas fuentes, el representante del Vaticano en España habría solicitado a los prelados de las distintas diócesis catalanas que firmaran un documento de apoyo al acuerdo firmado por Barbastro-Monzón y Lérida el 27 de octubre para zanjar el litigio.

No obstante, en las próximas horas habrá otra oportunidad para que los ausentes puedan reunirse con el nuncio, puesto que Fratini prolongará su estancia en la comunidad vecina hasta mañana, cuando acudirá a la ordenación y toma de posesión del nuevo obispo de Solsona (Lérida).

El obispo de Huesca se defiende

Por otra parte, el obispado de Huesca respondió ayer a la Diputación de Huesca, que la pasada semana aprobó una moción institucional en la que le exigía "una mayor implicación en la reclamación de los bienes de sus parroquias", en referencia al patrimonio reclamado a Lérida por Berbegal y Peralta de Alcofea.

En un comunicado, la diócesis defiende que "continúa manteniendo en la reclamación una actitud constante y que lamentablemente, no puede precipitar el resultado final de la restitución, si no es por medio de pronunciamientos judiciales de carácter civil que están fuera de su competencia". A este respecto, aunque en su día intentó frenar las denuncias de los ayuntamientos, el obispado asegura que las "respeta" y "no debe interferirlas".

"Procurando eludir toda polémica", pide a los grupos políticos que "entiendan que la situación generada depende más, mucho más, de iniciativas y decisiones políticas de las que no está en situación institucional de exigir este obispado". "Cada institución civil o eclesial debe escoger el propio camino", concluye.

Etiquetas