Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SOBRARBE

El valor de la pintura mural convierte la iglesia de Almazorre en bien cultural

Aunque el conjunto de San Esteban, compuesto por un templo, casa abadía y esconjuradero estaba catalogado, ahora tiene el máximo nivel de protección.

Detalle de las valiosas pinturas de la iglesia de Almazorre.
El valor de la pintura mural convierte la iglesia de Almazorre en bien cultural
MAMEN PARDINA

El Gobierno de Aragón ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) la iglesia de San Esteban de Almazorre, una localidad al sur de la comarca de Sobrarbe dentro del Parque Natural de Sierra y Cañones de Guara. El descubrimiento de sus pinturas románicas, similares a las de Taüll, fue el motivo para que este conjunto compuesto por la iglesia, casa abadía y esconjuradero, haya pasado de bien catalogado a BIC en el inventario del Gobierno de Aragón.

La iglesia, que se alza en lo alto de una colina de la localidad, comenzó su restauración a principios de 2007 y tuvo como resultado añadido el descubrimiento del ciclo de pintura mural románica de la cabecera, datada del año 1134. La inauguración tuvo lugar en marzo de 2009. Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Bárcabo y el servicio de patrimonio de la Comarca de Sobrarbe solicitaron el expediente para que fuera valorada como BIC.

"Estamos muy contentos porque las pinturas fueron la sorpresa y el detonante para comenzar el proceso de solicitud de BIC que ha ido a buen ritmo, aunque todavía quedan cosas por restaurar", manifestó Carmen Lalueza, alcaldesa de Bárcabo.

Visitas guiadas

Este pasado verano, unas 200 personas pasaron por la iglesia a través del programa de visitas guiadas que pone en marcha la Comarca de Sobrarbe durante los meses de julio y agosto, para determinados templos y monasterios de valor patrimonial de la zona.

La iglesia de San Esteban es una pequeña construcción de estilo románico tardío de nave única que fue ampliada en el siglo XVI, con dos capillas laterales, sacristía, coro, pórtico de entrada y torre campanario, elemento que también fue modificado en el siglo XIX. "Se ha restaurado la iglesia, el tejado, la abadía y el esconjuradero aunque todavía hay otras partes pendientes de rehabilitación que podrían servir como espacio para exposiciones temporales", explicó la alcaldesa.

Con la reciente declaración de Bien de Interés Cultural, Lalueza confía en que esta catalogación atraiga más turistas y más subvenciones para poder concluir la parte exterior y el acceso de este conjunto monumental. Aunque fuera de la época estival está cerrada, las personas que deseen visitarla pueden solicitar la llave en una de las casas del pueblo.

Etiquetas