Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

QUEBRANTAHUESOS 2011

Dos entre más de 13.000

quebrantahuesos 2011 La espera se alargará hasta el 14 de diciembre, cuando se sorteen la plazas. Jesús Bailo, número 27 en la lista de preinscritos, y David Melendo, que alcanzaría su 15ª participación, están al tanto.

David Melendo y Jesús Bailo esperan el resultado del sorteo.
Dos entre más de 13.000
J. BLASCO

Quedan más de seis meses para que las bicicletas empiecen a rodar, pero la Quebrantahuesos ya levanta pasiones. El pasado 16 de noviembre estaba marcado en rojo en el calendario de muchos cicloturistas, como los oscenses Jesús Bailo y David Melendo. A las 12.00 se abría la preinscripción para la edición de 2011, que tendrá lugar el 18 de junio.

"Miré el reloj y justo eran las 12.00. Tardé unos segundos en pensar si hacerlo en ese momento. Vi que ya había cinco personas en la lista en nada, así que no dudé y me preinscribí inmediatamente", cuenta Jesús Bailo. Fue tan rápido, que su nombre ocupa la plaza 27 de la lista de preinscripciones de la Quebrantahuesos, todo un récord teniendo en cuenta que el primer día fueron más de 2.500 personas las que realizaron el mismo paso que Bailo. David Melendo tardó un poco más, pero "no mucho más", y su nombre es el 440 de la larga enumeración, con unos 13.000 nombres. "Esperaba ese día con muchas ganas, al igual que espero el día del sorteo", explica Melendo, miembro del Club Ciclista Oscense, quien si logra que su número esté dentro de los elegidos obtendría la "perpetuidad" ya que sería su Quebrantahuesos número 15, y a partir de dicha participación los corredores tienen siempre plaza fija en la prueba. "Ojalá, así al año que viene no tendría que pasar los nervios del sorteo", comenta.

El proceso para participar es el siguiente: los interesados acceden a la página web de la marcha y desde allí se pueden preinscribir aportando únicamente su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Estar en esa lista no te obliga a nada, si luego no quieres participar no pasa nada. "Hay mucha gente que se apunta por si acaso, y más desde que se hace sorteo. Eso sí, luego si te toca no puedes ceder la plaza a nadie, aunque ya la hayas pagado. Renuncias y pasa al siguiente de la lista", comenta Melendo. Con este sistema, cicloturistas de todos los rincones del mundo tienen la posibilidad de poder participar en la prueba altoaragonesa.

Experiencias distintas

Los dos oscenses viven el cicloturismo con intensidad, pero tienen diferentes experiencias en la carrera no competitiva serrablesa. Bailo opta a correrla por tercera vez. "Sería mi segunda Quebrantahuesos seguida, pero la tercera que haría en total, porque en 1998 participé y terminé en algo más de once horas". El del club cicloturista Alegría Laurentina recuerda que entonces "me apunté el viernes por la tarde, el día de antes, en Sabiñánigo mismo". Ahora ha cambiado mucho el proceso para participar. Melendo coincide con su amigo al señalar que la Quebrantahuesos ha crecido con los años, pero que a pesar de ser más o menos los participantes, siempre "ha tenido muy buena organización". "El único problema fue hace tres años que se colgó el servidor de la página porque no había sorteo y se aceptaban los participantes por orden de inscripción. Pero al final se solucionó y pude correr", añade el más veterano de los cicloturistas.

El hecho de estar entre los primeros preinscritos (ayer, la cifra ya se acercaba a los 14.000), es todo un mérito, pero no significa que ninguno de los dos tenga plaza asegurada para el día 18 de junio. El proceso de preinscripción finaliza el próximo lunes 13 de diciembre a las 14.00, para sortearse al día siguiente las plazas en el salón de actos del Ayuntamiento de Sabiñánigo. "Estaré más que atento. Miraré el correo, porque la organización siempre suele mandar un mail, y consultaré todos los periódicos, las radios y las televisiones", confiesa Melendo. "Probablemente esté delante de un ordenador cuando digan el número, así que me enteraré rápido", informa Bailo.

Destino, en un sorteo

Una vez sacado el papel de la urna, se abren dos posibilidades. La primera de ellas es que ambos estén entre los números elegidos. Si es así "pago el precio de la inscripción el mismo día, no vaya a haber marcha atrás", dice Melendo, bromeando. Bailó esperará una semana, "lo haré rápido, pero no el mismo día". La segunda opción es que se queden fuera y sean reservas.

"El año pasado hubo hasta tres repescas según me ha comentado un amigo. Por eso seguiremos atentos a todas las noticias para ver si tenemos oportunidades", comenta el que haría su tercera marcha. Melendo aporta soluciones: "Tengo un plan alternativo. Si no entro, que esperemos que no se así, iré a Francia a participar en la cicloturista París-Roubaix, que es una semana o dos antes que la Quebrantahuesos". Además, no quiere perderse todo el ambiente que se forma en Sabiñánigo el día de la prueba, así que "seguro que subo". "Igual hasta participo como voluntario, porque realmente el espíritu de la Quebrantahuesos y de la Treparriscos reside en eso, en los voluntarios, así que no renuncio. Además, me reencontraré con amigos de ediciones pasadas".

Este año, debido al gran éxito de convocatoria que se incrementa cada nueva edición, la organización de la cicloturista altoaragonesa decidió en la última semana de noviembre la ampliación de plazas en ambas pruebas. De esta manera la marcha larga subirá el número de plazas de 8.500 a 9.300, mientras que la Treparriscos ascenderá de 1.800 ciclistas a 2.000. "Es una buena noticia porque así tenemos más oportunidades de no perdérnosla", asegura Melendo, añadiendo "para mí es un punto de inflexión en el calendario. La temporada de ciclismo acaba y empieza con la Quebrantahuesos".

Etiquetas