Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Otro horizonte

La victoria contra el Alcorcón permite ver más cerca la zona templada de la tabla.

El guardameta Andrés celebra el triunfo del equipo aplaudiendo a la grada al término del partido contra el Alcorcón.
Otro horizonte
JAVIER BLASCO

Las victorias ensanchan el horizonte. Si la jornada pasada el Huesca pudo haber terminado colista de no mediar el tanto de Camacho en el descuento, los tres puntos de este sábado contra el Alcorcón han colocado al equipo de Onésimo a un triunfo de distancia de la zona templada. Es la consecuencia de una Liga sumamente igualada, donde el empate es el denominador común.

Al conjunto azulgrana le cuesta mucho ganar. Eso es una realidad incontestable. De hecho, si el duelo contra el bloque madrileño no se hubiera puesto tan de cara con el riguroso penalti y posterior expulsión de Bermúdez, habría que ver qué es lo que hubiera sucedido. Sin embargo, tampoco está de más que los colegiados echen un cable de vez en cuando, que tiempo tendrán para poner zancadillas.

La primera victoria en casa adorna una trayectoria de nueve partidos en los que el Huesca solo ha perdido uno. Fue en la jornada once en el campo del Córdoba. En los ocho restantes, tres triunfos y cinco empates.

También la relación con el gol ha sufrido un súbito desatascamiento. En los dos últimos encuentros se han marcado cinco, es decir, solo uno menos de los que se habían convertido entre las trece primeras jornadas.

En ese resucitar ante la portería contraria brillan con luz propia dos media puntas, Camacho y Gilvan, autores de tres y dos tantos, respectivamente, frente a Elche y Alcorcón. El aragonés ya se ha puesto al día con el promedio del año pasado. O incluso lo ha mejorado, ya que acumula la mitad de los goles conseguidos la temporada pasada (ocho), cuando quedan aún seis partidos para finalizar la primera vuelta.

La delantera continúa prácticamente seca en aportación. Roberto hizo dos dianas al Xerez y ahí se acabó su bagaje. Cada semana hace un remate con cierto peligro pero no está atinado. Onésimo lo ha retirado del campo en dos de los tres últimos partidos.

Más preocupante es el caso de Galán, que aún no se ha estrenado; es más, el navarro ni siquiera entró en la última convocatoria y eso que es, en teoría, uno de los fichajes de relumbrón de este año. En cuanto a Óscar Vega, se trata de un jugador en formación del que cabe esperar que progrese pero no que saque las castañas del fuego. De manera que es la segunda línea la que ha acudido al rescate de un equipo que se hundía por la falta de gol y que apenas sumaba de uno en uno.

En el aspecto defensivo, el conjunto azulgrana sigue arrojando buenos números. De los nueve partidos tras la reacción experimentada en Jerez, coincidiendo con Andrés como cancerbero, se ha conseguido terminar cinco con la portería a cero. El meta murciano ha recibido seis goles en total (dos de Córdoba y Elche, uno del Alcorcón y uno del Jerez).

El club azulgrana sigue trabajando no obstante para traer refuerzos aprovechando la reapertura del mercado el próximo 1 de enero. Fuentes de la dirección deportiva han reconocido tener medio 'atados' varios jugadores para potenciar todas las líneas del equipo. Las contrataciones estarían muy avanzadas y en conocimiento incluso de los clubes a los que actualmente pertenecen dichos futbolistas.

Etiquetas