Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ESQUÍ

Los Europeos, en Aragón

Formigal es la sede del grueso de las finales de la Copa de Europa que se celebran entre el 13 y el 19 de marzo. La estación de Candanchú organiza las pruebas de eslalon gigante.

Un corredor durante una de las pruebas del Mundial Junior de Formigal.
Los Europeos, en Aragón
PEDRO ETURA

La estación de Formigal será entre el 13 y el 19 de marzo del próximo año escenario de las finales -masculina y femenina- de la Copa de Europa de las categorías descenso, supergigante y eslalon. Y la de Candanchú, en la pista Tobazo, la competición de eslalon gigante los días 15 y 16. La organización de estas pruebas es un espaldarazo de la Federación Internacional de Esquí, con sede en la localidad suiza de Oberhofen am Thnersee, a este deporte en España y un pasito más para el curriculum de la nieve aragonesa que aspira a organizar unas Olimpiadas de Invierno, en 2022.Así las cosas, la temporada 2010-11 ha arrancado con fuerza. El esquí sigue siendo en España sinónimo de ocio, y como un pesado trasatlántico poco a poco vira para orientarlo también al competitivo. "Organizar unas finales de Copa de Europa no es producto de la casualidad. Forma parte de un proyecto deportivo que tiene Aragón en el que se han involucrado las estaciones de esquí. Ya hubo otras Copas de Europa, se organizó el Mundial Júnior y dentro de esa proyección deportiva internacional se incluyen las finales de la Copa de Europa", explica Pedro Urieta, presidente de la Federación Aragonesa de Esquí.

Los equipos europeos que se darán cita en Formigal -estación sede de los campeonatos- y Candanchú atraerán a más de 800 personas. A ellos se sumarán un importante número de medios de comunicación de otros países donde el esquí tiene un gran poso en la sociedad. Pedro Urieta recalca la alta calidad de los participantes en las finales de la Copa de Europa ya que se trata del escalón previo a quienes luego participan en Copa del Mundo. "Igual que hay corredores que estuvieron en el Mundial Junior de Formigal celebrado hace dos años, y ahora los vemos ganando en Copa del Mundo con 18 años, ahora veremos lo mejor de lo mejor a nivel de Copa de Europa. Los ganadores, posiblemente, den guerra en pruebas superiores", indica. El presidente de la Federación Aragonesa de Esquí califica de "tristeza" que en España las competiciones tengan escaso seguimiento mediático. Es de los pocos deportes donde el himno nacional es un hit-parade como en otras competiciones, y la ausencia en los cajones de los mejores (casi) es una constante. Tras Rienda y Cuesta, en damas, el futuro pasa por las hermanas Jardí, y en varones Pau de la Cuesta y Ferrán Terra, son la punta de lanza, y se forman a marcha forzada.

Cien años de esquí

En ese pasito más que da Aragón para ser territorio de grandes pruebas, en mente está no solo el proyecto olímpico de 2022 sino tejer el vestido necesario para traer antes el Circo Blanco a sus estaciones. Y en este sentido se enmarcan las palabras de Urieta: "Cuando hablamos de una candidatura olímpica hay elementos que sirven para promocionarla como es este Campeonato de Europa. El proyecto deportivo de Aragón pasa primero por conseguir una Copa del Mundo. Ya se hizo en La Molina, cuando fue el centenario del esquí en Cataluña, y al año que viene (temporada 2011/2012) se va a celebrar el centenario del esquí de Aragón, concretamente en la zona de Portalet en el Valle de Tena, y los 50 años de la estación de Formigal. Por este motivo se quiere hacer un gran evento deportivo, aunque otra cosa es lo que consigamos, porque es muy complicado".

Son muchos países los que llevan años pidiendo ser sede de una prueba de Copa del Mundo. Hay estaciones que son sagradas. Emblemáticas como Soldien, el criterio de Val d'Isère, Gamisch-Partenkirchen donde están volcadas las estaciones, el país, la gente de los valles a las que pertenecen las estaciones las hacen intocables. Pero siempre hay resquicios en un calendario largo. La FIS siempre encuentra huecos para países interesados en entrar en el circuito.

Organizar una prueba internacional de esquí conlleva una serie de pasos previos. Para llegar a la punta de la pirámide hay que establecer una base fuerte. Hay que subir peldaño a peldaño hasta que la FIS da su visto bueno. Y todo empieza con las competiciones regionales, y luego para los más pequeños, como es el trofeo Zagales de Formigal o el Pitarroy de Cerler. "Ahora estamos en las finales de la Copa de Europa, pero no nos podemos quedar allí. Hay que mantener viva la ilusión que tienen las estaciones y que tiene Aragón", indica Pedro Urieta.

Y para organizar una competición como la del próximo mes de marzo, el trabajo empezó ya la pasada campaña y fue en junio cuando recibió el visto bueno de la FIS. La preparación ya está cogiendo forma. La primera reunión del comité organizador -donde hay representación del Consejo Superior de Deportes, Federación Española de deportes de Invierno, Gobierno de Aragón, comarcas del Alto Gállego y la Jacetania, ayuntamientos de Sallent y Aísa- se celebró hace un par de semanas, en Zaragoza. Ahora se está pendiente de constituir el comité ejecutivo para poner en marcha todo lo relacionado con Protección Civil, necesidades deportivas de las estaciones y complementarlo con todo lo que necesiten los equipos para sus entrenamientos.

Etiquetas