Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SOLIDARIDAD

El rastrillo de Manos Unidas se fija en los campesinos de Ecuador

Estará abierto todas las tardes en la parroquia de Santiago hasta el próximo jueves.

Un puesto de venta de ropa de cocina.
El rastrillo de Manos Unidas se fija en los campesinos de Ecuador
JAVIER BLASCO

Manos Unidas inauguró ayer su tradicional rastrillo de Navidad, con cuyos fondos pretende financiar parte del coste de un proyecto emprendido en Ecuador que mejorará el sistema de agua potable para comunidades rurales. El rastrillo permanecerá abierto al público hasta el día 9, en horario de 17.00 a 21.00, en los locales de la parroquia de Santiago de la capital oscense.

Los visitantes pueden adquirir libros, ropa y menaje de cocina, objetos decorativos, como un marco de fotografia o una cerámica, bolsos y juguetes. Algunos son labores de artesanía de las propias colaboradoras. Es un buen lugar para encontrar el buscado regalo de Navidad, ya que el abanico de precios es muy amplio y los beneficios tienen un objetivo solidario.

El dinero recaudado irá a parar a la comunidad de Pilco, que cuenta con una población de 150 familias dedicadas, en gran parte, a la agricultura tradicional de la patata, cuya productividad ha disminuido en los últimos años por efecto de la ceniza del volcán Tungurahua. La parroquia de Rumipanba, donde se encuentra Pilco, es la más empobrecida del Cantón Quero, puesto que el 95 por ciento de sus habitantes se encuentra en situación de pobreza.

El año pasado, los donativos de los oscenses que pasaron por Manos Unidas fueron para rehabilitar la escuela de Kapustalni, en el estado de Maharashtra (India). En junio de 2008, un ciclón devastó el pueblo y destruyó la escuela de La Misión, de 60 años de antigüedad. Su recuperación se presupuestó en 75.730 euros y desde el rastrillo benéfico de Huesca se aportaron 20.000.

Etiquetas