Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

sd huesca

"Lo que ha pasado en el túnel es su culpa"

Onésimo Sánchez reprobó la actitud de Pepe Bordalás tras el partido, sin entrar en detalles de lo ocurrido.

Ónesimo Sánchez dialoga con Melero López.
"Lo que ha pasado en el túnel es su culpa"
RAFAEL GOBANTES

"Hoy ha sido un partido loco en muchos sentidos". Así comenzó ayer Onésimo Sánchez, entrenador de la SD Huesca, su comparecencia pública después del encuentro ante el Elche. Más de 90 minutos donde no solo hubo 22 protagonistas, sino que Melero López, el colegiado, fue parte activa y como tal centró las palabras tanto de Onésimo como de su homólogo en el banquillo ilicitano Pepe Bordalás. Asimismo, el encuentro tuvo un epílogo poco agradable en el túnel de vestuarios que fue condenado por el entrenador local.

El míster azulgrana no quiso entrar en detalles de la actuación de Bordalás en el terreno de juego porque "lo que pasa en el campo se queda en el campo", pero sí informó sobre la actuación del técnico de Elche tras el partido. "No puede ser que un profesional o que se cree profesional encienda lo que ha encendido en el túnel. No voy a decir más por respeto a mi club". "Ha sido hasta torpe porque la policía estaba de testigo", añadió. "No quiero que los clubes, que están por encima, se vean afectados, pero que sí quede constancia. Gracias a Dios no ha pasado nada, pero si hubiera pasado el único responsable era ese señor".

El de Valladolid habló también sobre la actuación colegial, dejando claro que la doble amonestación a Helguera "no tiene nombre". "Ninguna de las dos es amarilla, sobre todo la primera que ha sido un salto normal de fútbol", explicó para a continuación espetar "¿Pero esto qué es? Al final no vamos a poder saltar y tendremos que jugar con los pies sentados". Sobre el segundo gol del Huesca indicó que había sido una "jugada embarullada". "Se puede intuir algo, pero entre dieciocho futbolistas es muy difícil ver esas cosas", dijo.

Bordalás, enfadado

"Estoy de una mala leche que no podéis ni imaginar. Ha sido evidente la manera en la que se nos ha tratado y la manera tan injusta en la que nos han empatado", dijo Pepe Bordalás dirigiendo su mirada hacia los medios nada más entrar en la rueda de prensa. "Creo que hemos hecho un partido muy serio. Hemos controlado; hemos hecho dos goles; nos escatimaron un penalti clarísimo a Palanca, que encima lo sancionaron con tarjeta; el segundo gol poco menos que el jugador se abalanza sobre Willy cuando ya tiene el balón atrapado...", enumeró el técnico del conjunto ilicitano. Bordalás aún ahondó más para dejar ver que lo peor había sido que después del segundo gol estaba "todo el mundo de cachondeo, con una guasa tremenda y con lo que nos estamos jugado, la verdad que estoy muy dolido".

¿Qué gente estaba de cachondeo?, llegó la pregunta desde las sillas de los periodistas. "La gente que estaba a la altura del banquillo. Se estaban riendo, el cuarto árbitro también. Hemos salido seriamente perjudicados por la expulsión de Etxeita. Hay un simulacro de agresión. El jugador del Huesca se tira. Él simplemente le toca con la rodilla y cae al suelo y le expulsa", contestó. "La verdad que esto hacía mucho tiempo que no lo veía en el fútbol profesional, pero llama mucho la atención", continuó, completando su comparecencia con una reflexión: "Cuando se equivoca un jugador o un entrenador nos sancionan y sin embargo con ese tipo de errores hay inmunidad".

Etiquetas