Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

El equipo espera a Johnson

El Lobe Huesca juega esta noche (21.00) contra el Palencia. Navarro confía en que Atkinson aporte minutos de calidad.

Atkinson ejercitándose ayer en el Palacio de los Deportes.
El equipo espera a Johnson
F. PAúLES

Un partido atractivo por la propuesta de juego del rival y porque serán los primeros minutos que tenga Atkinson como jugador del Peñas. El Palencia llega hoy al Palacio de los Deportes (21.00) con un mejor juego que lo que dicen sus resultados. Nacho Lezcano ha armado un bloque de buenos jugadores que navega por la tabla con dos victorias menos que el Lobe Huesca. Su peligro radica en su juego interior. Tiene a tipos como Olmos (213 cms.) y Frost (208 cms.) rodeados por jugadores que imprimen velocidad al juego. Los bases Garrido y Fuentes meten ritmo a la bola y en los aleros destacan el finlandés Haanpa -pretendido el año pasado por Peñas, tal como anunció ayer el técnico Ángel Navarro- y Clark, con gran potencia física.

La presentación del partido que será patrocinado por Pirenauto tuvo lugar ayer en los tradicionales desayunos que el Lobe Huesca organiza en el Pedro I. Ángel Navarro, técnico del Lobe, desglosó las características del rival de esta tarde e incidió en la calidad de Carles Bravo, "como punta de lanza de un equipo" que se mueve "alrededor de sus jugadores grandes" lo que augura un partido interesante en el Palacio.

Pero la preocupación de Peñas radica ahora en el estado de Johnson. El americano es la piedra angular sobre la que pivota el equipo. Su concurso es vital. Si las molestias en sus isquios remiten tendrá minutos. El jugador mejora, pero no esta a plenitud. Con Salson y Freimanis a buen nivel apoyándose en Johnson, el Lobe gana en prestaciones y puede poner el marcador en franquicia ante cualquier rival. "Esperamos que nos ayude en lo que sea", remachó ayer el técnico del Lobe.

El fichaje de Atkinson ha provocado el corte de Quentin Smith, un jugador al que solo la mala suerte en forma de problemas estomacales ha impedido que demostrara en Huesca el potencial de su juego. Tanto el club como el cuadro técnico tuvieron ayer palabras amables y de agradecimiento para el americano, que sigue teniendo las puertas abiertas para entrenar con el club si así lo desea. Ángel Navarro señaló que "ha intentado dar todo lo que ha podido. Agradezco su interés por el equipo y por su entrega", recalcó. En similares términos se expresó el presidente del club, José Manuel Rincón. La entrada de Atkinson en el equipo, también ha servido para subir la calidad de los entrenamientos. Con Johnson fuera, sea casualidad o no, el equipo perdió en Orense la racha de victorias que llevaba hasta el partido disputado en tierras gallegas. Ya se sabe que Navarro defiende la tensión entre partidos para llegar a estos con más posibilidades de victoria.

La chispa de Atkinson

El otro foco de atención de la grada para esta tarde es ver a Zack Atkinson. El pivot de 206 centímetros y 100 kilos de peso. El listón lo tiene alto. José Manuel Rincón fue claro: "De él esperamos esa chispa y ese vuelo por encima del aro que tanto le gusta a nuestra afición". Eso sí, a priori, que nadie espere una explosión de minutos y juego en su primer partido. Y si José Manuel Rincón fue ambicioso sobre lo que espera del jugador, Ángel Navarro no le fue a la zaga al ponerle una etiqueta: "Tiene una capacidad atlética por encima de la naturaleza". Y luego, acotó sus palabras, para lijar expectativas. "El jugador tiene que asentarse a Huesca y jugamos de forma diferente a lo que él está acostumbrado. Vamos a limitarle a objetivos concretos y conforme avancen las jornadas le sacaremos más rendimiento", indicó.

Tanto el técnico como el presidente del club esperan que el equipo retome la senda del triunfo ante un Palencia que en la anterior jornada desarrolló un buen baloncesto ante el Obradoiro, pero que no evitó caer derrotado por un calro 67-81. Según la página web del club palentino, el equipo de Nacho Lezcano plantó cara al equipo gallego e hizo un buen juego pese a que no pudo estar sobre la pista su base Quique Garrido. El Palencia llegará hoy a Huesca y realizará una suave sesión de entrenamiento a las 12.00.

Por otra parte, en el Pedro I, también estuvo el base Óscar Herrero. Respecto al partido de esta tarde señaló que el estilo de Palencia puede venir bien para el juego del Lobe y en relación a su rol en el campo comentó que conoce poco a Garrido, pero sí a Fuentes con el que ha coincidido en las canchas desde hace años. El jugador dijo sentirse adaptado a la categoría de la que reconoce que el salto ha sido grande.

Etiquetas