Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ESQUÍ

Un frente trae más nieve a las estaciones antes de su apertura este fin de semana

Tras el paso de esta masa de aire frío, que provocará un descenso de las temperaturas de unos 3 grados, el tiempo mejorará de cara al sábado y el domingo.

Formigal tenía ayer los cañones de nieve en funcionamiento.
Un frente trae más nieve a las estaciones antes de su apertura este fin de semana
ARAMóN

HUESCA. Las estaciones de esquí del Pirineo ultiman los preparativos de cara a la apertura de la temporada este fin de semana con 137 kilómetros y espesores de entre 20 y 115 centímetros. Un nuevo frente frío que llega hoy a la Comunidad permitirá mantener e incluso mejorar las condiciones de la nieve ya que se esperan nuevas precipitaciones esta tarde y un ligero descenso de temperaturas de unos 3 grados.

El delegado en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología, Amadeo Uriel, explicó que hoy el temporal hará descender la cota de nieve de 800 a 500 metros con precipitaciones en el norte de la provincia de Huesca, que serán más intensas por la tarde e incluso localmente moderadas en el Pirineo. Por ello, se ha activado una alerta amarilla por nieve que podría dejar espesores de hasta 10 centímetros. Además, el viento subirá de intensidad a medida que avance la jornada.

De cara a mañana, viernes, la Aemet prevé que continúen las nevadas por la mañana con tendencia a mejorar por la tarde. La cota seguirá en torno a los 500 metros aunque si cayera nieve en la parte de baja de la provincia "serían cuatro copos", aseguró Amadeo Uriel.

Los esquiadores tendrán suerte ya que el sábado y el domingo habrá dos jornadas de transición con un tiempo "mucho mejor porque ya no tendremos precipitaciones", afirmó.

El boletín de montaña del Pirineo aragonés, que se actualiza diariamente en la página web de la Aemet, indica que en los últimos días se han acumulado importantes espesores de nieve que superan los 130 centímetros por encima de los 2.200 metros. En algunas pendientes el manto nivoso todavía no se ha consolidado por lo que recomiendan extremar las precauciones y evitar las zonas de riesgo de aludes.

Por otra parte, todas las estaciones aragonesas confirmaron ayer los partes definitivos de kilómetros esquiables, remontes y pistas que abrirán a partir del sábado, a excepción de Astún, que adelanta a mañana la inauguración de la temporada. Este centro del valle del Aragón ofrecerá 23 kilómetros. La vecina estación de Candanchú hará lo propio el sábado con otros 10 kilómetros.

Mientras, en el valle de Tena, Formigal pondrá en servicio 50 de sus 137 kilómetros, y Panticosa abrirá 24 más. La última de las estaciones del grupo Aramón en el Pirineo, Cerler, pondrá a disposición de sus usuarios 30 kilómetros con un espesor récord de 115 centímetros en las zonas altas.

A la oferta de nieve se sumarán las estaciones de esquí de fondo de Candanchú y de Los Llanos del Hospital. La primera abrirá 2 pistas y la segunda, 8 kilómetros de su circuito.

Etiquetas