Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TRIBUNALES

La adjudicación de la plaza de toros llega a los juzgados

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca ha admitido a trámite la demanda presentada por la empresa Tauromagia (formada por los hermanos Luna y los hermanos Ojeda) contra el Ayuntamiento por quedar excluida del concurso de la plaza de toros convocado a principios de este año.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca ha admitido a trámite la demanda presentada por la empresa Tauromagia (formada por los hermanos Luna y los hermanos Ojeda) contra el Ayuntamiento por quedar excluida del concurso de la plaza de toros convocado a principios de este año.

Tauromagia denuncia que en el proceso se produjeron "distintas anomalías" que les dejaron fuera de la pugna por la gestión del coso oscense, que finalmente fue adjudicado a Toros del Ebro y al que también se presentó Torosanda. La sociedad integrada por las familias Ojeda y Luna, de raigambre taurina, manifestó desde el primer momento su desacuerdo con la decisión de la Mesa de Contratación municipal de no computar dentro de la experiencia de Tauromagia una corrida de toros mixta que se celebró en el Puerto de Santa María (Cadiz) y que hacía la número 40 que exigía el pliego de condiciones.

Esta circunstancia impidió que Tauromagia pudiera continuar en el concurso según decidió la Mesa de Contratación, que no consideró ese festejo como válido. La demanda de los hermanos Ojeda y Luna argumenta que una corrida de toros mixta "siempre fue una corrida de toros". La sociedad se escuda en que los certificados aportados para demostrar la experiencia que pedía el pliego de condiciones estaban expedidos por organismos oficiales. "Y en concreto esta corrida está certificada como tal no solo por el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María sino también por la propia Junta de Andalucía", explicó José Miguel Ojeda.

La demanda presentada por Tauromagia tiene un doble objetivo: sentar precedente sobre la validez de las corridas mixtas por si se vuelve a poner en duda en algún otro procedimiento y conseguir retrotraer el concurso para "poder concursar con el mismo derecho que las otras empresas que accedieron al concurso".

Justo Ojeda S. L., una de las dos firmas que componen Tauromagia, fue la "la empresa que aportaba la experiencia en este concurso", según su gerente, quien añadió que entre su amplio historial está el haber regentado la plaza de toros de Huesca durante 25 años consecutivos hasta 2005. Ojeda también recurrió la adjudicación a Torosanda en 2006, pero el juez desestimó la demanda.

Etiquetas