Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

OCIO

Anulado el decreto que declaró zona de ocio los polígonos Monzú y Magantina

La nueva orden rectifica otra de 2006 que permitía las discotecas en la zona industrial.

La asamblea anual de las asociaciones de polígonos industriales de Huesca empezó ayer con una gran noticia: la firma de un decreto que anula la declaración de zona de ocio para los polígonos Monzú y la Magantina autorizada, también por decreto, en 2006. Esto supone que los establecimientos de hostelería ubicados en esta zona no pueden permanecer abiertos hasta las 6.30.

Termina así un conflicto entre los empresarios y el ayuntamiento que ha durado casi cuatro años y que estaba pendiente de resolución en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón al considerar los propietarios de las empresas que el uso industrial no era compatible con el ocio nocturno. El 21 de diciembre de 2006, la concejalía de Seguridad Ciudadana, presidida por el hoy alcalde, el socialista Luis Felipe, dictó un decreto de alcaldía que autorizaba a los bares, cafeterías y restaurantes de la zona a prolongar su horario de cierre dos horas más añadidas al horario previsto con carácter general para cada uno de ellos.

Para ello, los establecimientos debían tener licencia de actividad municipal, no tener deudas con el ayuntamiento, poseer un sistema de seguridad privada y un sistema de transporte colectivo desde el casco urbano de Huesca. Los empresarios presentaron un contencioso administrativo contra este decreto y el juez les dio la razón porque "el decreto era nulo de pleno derecho por haberse dictado por órgano manifiestamente incompetente".El ayuntamiento recurrió este dictamen ante el TSJA, que todavía no se ha pronunciado. El debate coincidió, desafortunadamente, con el desgraciado accidente ocurrido a las puertas del disco bar Manhattan, ubicado en el polígono Sepes (junto al Monzú) que dejó dos muertos y varios heridos graves.

El decreto firmado este lunes por la ahora concejal de Seguridad Ciudadana, la socialista Amalia Aso, argumenta que actualmente no existe en los polígonos citados ningún establecimiento de hostelería que cumpla las condiciones exigidas en el decreto de diciembre de 2006 para prolongar su horario. De hecho, el único local de ocio existente en el Monzú es el Kafka Industrial, que deberá regirse desde ahora con horario de disco-bar y no de discoteca.

Ignacio Almudévar, que ayer fue reelegido como presidente del a Federación de Asociaciones de Polígonos Industriales de Huesca, mostró su satisfacción por la anulación de un decreto que "nunca debería haber existido".

La asamblea de ayer coincidió con el décimo aniversario de las asociaciones, "que están en proceso de madurez" y que van a integrarse en la futura Federación de Parques Empresariales de Aragón, una red de excelencia.

Etiquetas